9 dic. 2009

Cada uno de nosotros, solo, no vale nada. PARTE I

Por Rodríguez Triana y Pérez Gálvez

image La Educación Física en la Universidad debe moverse de lo tradicional hacia aspectos más dinámicos más novedosos, más universales, más cultos, no basta con esfuerzos aislados es por esta razón que “Cada uno de nosotros, solo no vale nada” hace converger las aristas de los objetivos a partir de estudios realizados en las clases. Teniendo en cuenta las dificultades enfrentadas por esta área en los últimos años, producto, entre otras cuestiones, de la situación económica del país y las consecuencias que esto acarrea para el desarrollo de las actividades propias de la asignatura en la enseñanza primaria , media y media superior fuentes de la masa estudiantil que arriba a nuestros centros contribuyendo además a la masificación de la cultura

Es evidente que hay que estrechar más la relación de la Educación Física con los proyectos educativos partiendo de la desigualdad de estructuras entre el Departamento de Cultura Física y Superación y el resto de las instancias , por todo esto buscando una aproximación axiológica desarrollamos varios talleres con los siguientes objetivos:

(a) Lograr la participación y cooperación de las estudiantes con el proceso docente

(b) Crear nuevas expectativas de trabajo en el área de la Educación Física

(c) Estimular a los participantes hacia la lectura

(d) Retroalimentarnos

 

Se hizo necesario determinar que herramientas emplearemos para el desarrollo del trabajo en cuestión, al no contar con experiencias anterior el procedimiento fue el siguiente:

Grupos de trabajo o equipos:

Los grupos se dividieron en tres equipos ( por simpatía ) buscando la mayor armonía y cooperación posible para el desarrollo de la actividad esto lo justifica el hecho de trabajar con 3 documentos a saber:

· La edad de 0ro ( Tres Héroes)

· La carta del Che a sus hijos

· La regla cinco el reglamento de baloncesto

La técnica empleada fue la Lectura comentada.

A MIS HIJOS

Queridos Hildita, Aleidita Camilo, Celia y Ernesto: Si alguna vez tienen que leer esta carta será porque yo no este entre Uds.

Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros solo no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia que se cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de Papa

Art. 31. Partido perdido por inferioridad

31.1. Regla

Un equipo perderá el partido por inferioridad si, durante el mismo, el número de jugadores que ese equipo tiene en el terreno de juego es inferior a dos.

31.2. Penalización:

31.2.1. Sí el equipo al que se le adjudica el partido está por delante en el marcador se dará por válido el tanteo alcanzado en el momento de la interrupción. Si no está por delante en el marcador, se registrará un tanteo de dos a cero (2 a 0) a su favor. Además, el equipo que haya perdido por inferioridad recibirá un (1) punto en la clasificación

31.2.2. Para las series de dos partidos (en casa y fuera) en que se tenga en cuenta la puntuación total, el equipo que quede en “inferioridad” en el primer o segundo de los partidos perderá la serie por ‘inferioridad’.

TRES HEROES

( Fragmento ) Bolívar era pequeño de cuerpo. Los ojos le relampagueaba, y las palabras le salían de los labios. Parecía como si estuviera esperando siempre la hora de montar a caballo. Era su país, su país oprimido, que le pesaba en el corazón y no le dejaba vivir en paz.

La América entera estaba como despertando. Un hombre solo no vale nunca más que un pueblo entero; pero hay hombres que no se cansan cuando, cuando su pueblo se cansa, y se deciden a la guerra antes que los pueblos, porque no tienen que consultar a nadie más que así mismos, y los pueblos tienen muchos hombres , y no pueden consultarse tan pronto.

Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba. Lo habían derrotado los españoles: lo habían echado del país. Él se fue a una isla, a ver su tierra de cerca, a pensar en su tierra

0 comentarios: