9 ene. 2010

Mentoring. Parte I

Por Jiménez y Lorenzo

image El mentoring no es nada nuevo. Ya desde la antigua Grecia se hablaba de cómo Ulises, rey de Ítaca, al ir a luchar a la Guerra de Troya, se dirige a su gran amigo Mentor para que cuide de su hijo Telémaco y le prepare para ser el futuro rey. Desde esta situación, se deduce que “mentor”, a priori, es sinónimo de amigo, profesor, consejero y sabio.

El mentoring es “el proceso mediante el cual una persona con más experiencia (el mentor)
enseña, aconseja, guía y ayuda a otra (el tutelado), en su desarrollo personal y profesional,
invirtiendo tiempo, energía y conocimientos” (Soler, 2003, 27).

Muestra de expertos
Los entrenadores entrevistados fueron dieciséis hombres en posesión del título de Entrenador Superior, ocho de ellos con experiencia en la liga ACB y en la Selección Nacional Absoluta y
otros ocho entrenadores con experiencia en equipos de élite de formación y en Selecciones Nacionales de formación.

Resultados de la investigación
Los dieciséis entrenadores afirman que han recibido un proceso de mentoring en su desarrollo como entrenadores y, añaden, que es un requisito fundamental para el desarrollo de su pericia.
Yo he aprendido de todos, todos han tenido una impronta en mí (Sujeto 2).
Yo he tenido muchísimas influencias y, sobre todo, primero de los entrenadores que he tenido yo, y con los que he podido colaborar o ayudar (Sujeto 4).
Yo como más he aprendido es en el momento en el que entreno con un entrenador muy capacitado como ayudante (Sujeto 13).

Diez de los entrenadores consideran que la mejor formación en las primeras etapas es estar con una persona más experta.
Y finalmente, una persona que me marcó porque creo que tenía una lucidez fuera de lo normal. (…), y aunque ya es un mito del baloncesto español para mí es más que un mito, es un genio del baloncesto por su clarividencia y por lo que me aportó (Sujeto
9).

Además, cinco entrenadores establecen que un aprendizaje importante se produce en la etapa como jugador de los futuros entrenadores, tal y como se observa en el sujeto 4 en el ejemplo
anterior.
…pero también he aprendido de los entrenadores cuando era jugador, si tú eres capaz de interiorizar cómo estos entrenadores te enseñaban, cómo te motivaban, qué metodologías utilizaban y sobre todo qué y cómo te lo enseñaban. Esto es de un valor
incalculable (Sujeto 2).

1 comentarios:

Eva dijo...

Llevando este artículo a mi terreno y a lo que realmente es importante en la vida, para aquellos niños y niñas que viven en un centro de menores, un elemento clave para un adecuado desarrollo evolutivo posterior es la figura de un educador que les guíe, lo que se asimilaría a este rol de mentor que aparece en el artículo.

SMEAGOL