25 nov. 2010

Ética del entrenador. Parte II

image Asuntos de responsabilidad


El entrenamiento deportivo es una responsabilidad asumida deliberadamente y los entrenadores son responsables de la observación de los principios incorporados en este Código Ético.

Humanitarismo


Los entrenadores deben respetar los derechos, dignidad y valía de cada ser humano y su derecho a la autodeterminación. Específicamente, los entrenadores deben tratar a todos sus atletas igualitariamente dentro del contexto de su actividad.

Relaciones


El buen entrenador estará preocupado primeramente por el bienestar, salud y futuro del deportista y secundariamente, por la optimización del desempeño.

Un elemento clave en la relación del entrenador es el desarrollo de la independencia. Los deportistas deben ser alentados a asumir la responsabilidad de su propio comportamiento y desempeño en el entrenamiento, en las competencias y en su vida social.

image  Los entrenadores son responsables de fijar y vigilar los límites entre una relación profesional y una relación de amistad con os deportistas. Esto es particularmente importante cuando el entrenador y el ejecutante son de sexo opuesto y/o, cuando el deportista es una persona joven. El entrenador debe darse cuenta de que ciertas situaciones o actos amistosos pueden ser malinterpretados, no sólo por el ejecutante, sino por alguien ajeno motivado por los celos, disgusto o desconfianza, y puede acusarlo de una mala conducta sexual o de una conducta inapropiada.

La relación entre un entrenador deportivo y el deportista depende fuertemente de la confianza y respeto mutuos. Específicamente, esto significa que el participante debe ser informado sobre las capacidades y experiencia del entrenador y debe recibir la oportunidad para aceptarlo o rechazarlo.

Compromiso


Los entrenadores deben aclarar por adelantado a los deportistas y/o a los usuarios, el número de sesiones, cuotas (si existen) y la forma de pago. Deben también aclarar las expectativas del resultado de los entrenamientos.

Los entrenadores deportivos tienen la responsabilidad de comunicar a sus ejecutantes y/o usuarios, cualquier otro compromiso actual de entrenamiento que tenga.

Cooperación

image Los entrenadores deportivos deben comunicarse y cooperar con otros deportes y profesiones afines a éstos, para beneficio de sus participantes.

Los entrenadores deportivos deben comunicarse y cooperar con profesionales de la salud, en relación al diagnóstico, tratamiento y manejo de los problemas médicos y psicológicos de sus deportistas.

Publicidad

La promoción de los entrenadores deportivos por su experiencia, calificaciones y/o servicios, debe ser exacta y restringida al aspecto profesional.

Integridad

Los entrenadores deportivos deben abstenerse de criticar en público a sus colegas. Las diferencias de opinión deben ser tratadas en forma personal y las disputas más serias deben ser remitidas a la Asociación, al Instituto o al cuerpo dirigente correspondiente.

Los entrenadores deportivos no deben alentar a los deportistas a violar las reglas de su deporte y deben buscar afanosamente desalentar tales acciones. Por el contrario, los entrenadores deben motivar a los deportistas a obedecer el espíritu de tales reglas.

Los entrenadores deportivos no deben comprometer a sus ejecutantes a seguir medidas que puedan ser juzgadas como una búsqueda para lograr una ventaja injusta. Sobre todo, los entrenadores nunca deben recomendar el uso de drogas prohibidas u otras sustancias que mejore el desempeño.

Los entrenadores deportivos tienen que tratar a los oponentes y oficiales con el debido respeto, tanto en la victoria como en la derrota; y deben alentar a sus deportistas a actuar de manera similar.


Los entrenadores deportivos deben aceptar la responsabilidad de la conducta de sus deportistas, ya que ellos mismos se han comprometido, a su vez, a desalentar el comportamiento impropio.

0 comentarios: