30 ene. 2010

Modificación ejercicio cuatro esquinas

 

image

                           4 esquinas modificado.

 

clip_image002Desarrollo según gráfico adjunto.

Realizar 3 series:

* Pases a 1 mano.

* Pases a 1 mano. Mano no dominante.

* Sobre la cabeza.

17 ene. 2010

Conocimiento baloncesto

Por blogzonapress

Mapa conceptual del conocimiento del baloncesto.

 

image

13 ene. 2010

Mentoring. Parte Final

image La importante influencia del mentor cesa fundamentalmente porque el tutelado busca “su independencia” tratando de obtener o superar el estatus de su mentor.
Me voy porque lo que quiero hacer es entrenar. Yo tenía una situación confortable, buena en mi casa, tenía un buen trabajo, estaba bien establecido, porque hacía unos trabajos diferentes, y tenía un estatus ya hecho. Pero no puedo entrenar, por lo cual
no me vuelvo a engañar y me voy (Sujeto 8).

Los entrenadores entrevistados destacan que este tipo de mentoring es informal, ya que se da de manera fortuita mediante “idas y venidas” de entrenadores o simplemente rotaciones
dentro de la estructura del club, y además depende también del grado de implicación del tutor
y del tutelado.
Claro que no, esto se da de forma fortuita, tú aquí con él, de ayudante (Sujeto 10).

La situación de aprendizaje es diversa pero fundamentalmente se produce mediante la mera observación y charlas puntuales con los entrenadores mentores.
Al principio todo se limita a observar al entrenador, tú no participas demasiado (Sujeto 1).

Comienzas de ayudante observándole e imitas con tu equipo lo que él hace, después ya eres capaz de reflexionar sobre lo que ves o lo que haces (Sujeto 8).

Para mí, el aprendizaje es más efectivo en este caso cuando eres capaz de entrenar y este mentor, como tú le llamas, tiene una interacción contigo y te comenta detalles de cómo hacerlo, cómo lo has hecho y existe comunicación entre ambos (Sujeto 7).

Los resultados, confirman además, que dicha tutorización y formación se da hacia dos orientaciones diferentes:


• Hacia el ámbito conceptual, de aportar conocimientos.
M L me enseñó muchísimo de técnica de entrenamiento y de dirección de partido, él era un genio leyendo el partido y cambiando la dinámica del partido (Sujeto 13).

• Hacia el ámbito afectivo o social.
No sólo sus conocimientos, también su manera de ser, su manera de tratar a los jugadores, era una persona muy educada (Sujeto 4).

9 ene. 2010

Mentoring. Parte I

Por Jiménez y Lorenzo

image El mentoring no es nada nuevo. Ya desde la antigua Grecia se hablaba de cómo Ulises, rey de Ítaca, al ir a luchar a la Guerra de Troya, se dirige a su gran amigo Mentor para que cuide de su hijo Telémaco y le prepare para ser el futuro rey. Desde esta situación, se deduce que “mentor”, a priori, es sinónimo de amigo, profesor, consejero y sabio.

El mentoring es “el proceso mediante el cual una persona con más experiencia (el mentor)
enseña, aconseja, guía y ayuda a otra (el tutelado), en su desarrollo personal y profesional,
invirtiendo tiempo, energía y conocimientos” (Soler, 2003, 27).

Muestra de expertos
Los entrenadores entrevistados fueron dieciséis hombres en posesión del título de Entrenador Superior, ocho de ellos con experiencia en la liga ACB y en la Selección Nacional Absoluta y
otros ocho entrenadores con experiencia en equipos de élite de formación y en Selecciones Nacionales de formación.

Resultados de la investigación
Los dieciséis entrenadores afirman que han recibido un proceso de mentoring en su desarrollo como entrenadores y, añaden, que es un requisito fundamental para el desarrollo de su pericia.
Yo he aprendido de todos, todos han tenido una impronta en mí (Sujeto 2).
Yo he tenido muchísimas influencias y, sobre todo, primero de los entrenadores que he tenido yo, y con los que he podido colaborar o ayudar (Sujeto 4).
Yo como más he aprendido es en el momento en el que entreno con un entrenador muy capacitado como ayudante (Sujeto 13).

Diez de los entrenadores consideran que la mejor formación en las primeras etapas es estar con una persona más experta.
Y finalmente, una persona que me marcó porque creo que tenía una lucidez fuera de lo normal. (…), y aunque ya es un mito del baloncesto español para mí es más que un mito, es un genio del baloncesto por su clarividencia y por lo que me aportó (Sujeto
9).

Además, cinco entrenadores establecen que un aprendizaje importante se produce en la etapa como jugador de los futuros entrenadores, tal y como se observa en el sujeto 4 en el ejemplo
anterior.
…pero también he aprendido de los entrenadores cuando era jugador, si tú eres capaz de interiorizar cómo estos entrenadores te enseñaban, cómo te motivaban, qué metodologías utilizaban y sobre todo qué y cómo te lo enseñaban. Esto es de un valor
incalculable (Sujeto 2).

7 ene. 2010

El entrenador

Por Pablo Esper

 

El entrenador es un lider técnico
Sin ser un genio, el entrenador debe tener un bagaje técnico-táctico suficiente para aconsejar, orientar y formar a sus jugadores. Es a menudo este "conocimiento" el que le da su autoridad y su crédito (lo que los sociólogos llaman "dominación por pericia").

image El entrenador es un animador

Su papel es llevar a cabo los objetivos fijados por él y sus jugadores (por ejemplo, el ascenso a una categoría superior, un número mínimo de victorias, ...) sin alterar el placer que los jugadores deben sentir en la pista. En el medio asociativo y amateur, la victoria no debe conseguirse en detrimento del placer de jugar a baloncesto, sino que la victoria sólo es circunstancial. Es a través del diálogo con el equipo como funciona una organización (número de entrenamientos por semana, objetivos del entreno, método de trabajo).

No debe pues permitir al equipo alcanzar unicamente objetivos en terminos de victorias, sino tambien asegurar un ambiente de trabajo agradable y distendido, relaciones cordiales con y entre los jugadores, deseo de progresar y una cohesión de grupo. Por eso su método de trabajo no puede ser completamente impuesto al equipo, sino "negociado" con los jugadores.

El entrenador es un pedagogo
Para ganar, es necesario dominar varios campos de acción: los fundamentos individuales, los fundamentos colectivos, la lectura del juego, el mental, el físico. Es aquí donde el entrenador tiene un papel que jugar. Es él quien posee las llaves de aprendizaje de los fundamentos, quien inicia a la lectura del juego, quien se encarga de la preparación física (y la mayoría de las veces de la mental). Ahora bien, el conocimiento de los fundamentos no es suficiente para enseñarlos; el entrenador debe demostrar pedagogía, es decir, que debe conocer los mecanismos de apendizaje de un jugador, poniendo en marcha estrategias de aprendizaje, construir una programación y poseer numerosas cualidades (paciencia, calma, empatía, etc.)

El entrenador es un gestor de emociones
Con un poco de psicología, el entrenador debe tratar las emociones y la motivación de los jugadores. Un entrenador que dramatiza (es decir, que no ve más que los aspectos negativos, sin ver el aprendizaje que se puede obtener de una clara derrota) contribuye a bajar la moral del equipo. Es también responsable durante los partidos de la emotividad de sus jugadores. En efecto, para estar preparados sobre la cancha, estos últimos no deben estar ni demasiado nerviosos ni demasiado relajados, y el entrenador administra los cambios en función de esos datos.

El entrenador es también la fuente de calma y serenidad durante los partidos. Debe estar menos nervioso que los jugadores, más aún cuando se pican contra un rival o con el árbitro. Debe calmar a todos y dar a cada uno consignas técnicas para mejorar la situación. Los entrenadores que abroncan a los jugadores, árbitro o incluso a la mesa, dan un ejemplo negativo y un muy mal espíritu al equipo. Además esto sube la tensión de los jugadores que van a aumentar su nerviosismo, pudiendo llegar a sentir pánico, haran faltas y dejarán de hacer lo que deben. En resumen, es el entrenador quien aporta la "cordura" del grupo.

El entrenador no es un jugador ni un amigo
Contrariamente a lo que se piensa, el entrenador no se integra en el equipo como un igual con los jugadores. Siempre debe quedar como "el entrenador". ¿Quien no ha estado con sus jugadores fuera de la cancha o del entorno habitual del equipo sin que estos hayan dejado de tratarle como el entrenador, mientras las relaciones entre ellos mismos son más "amistosas"? Puede que un entrenador tenga una relación de amistad anterior con uno de sus jugadores. Pero en general, o va perdiendo su estatus de amigo o, si no es el caso, se va convirtiendo en un entrenador un poco desacreditado.
Esto no es realmente un problema si cada entrenador asume que no se puede ser a la vez totalmente entrenador y amigo.

Algunos consejos al entrenador:
1) El entrenador es el representante del espíritu del equipo; debe adoptar actitudes en consecuencia. Es indispensable que asista al entrenamiento con ropa deportiva. Un entrenador en vaqueros envía innegablemente una imagen negativa de descuido y de no implicación en el grupo. Del mismo modo, su puntualidad es indispensable.
2) Los entrenamientos deben tener una mecánica bien conocida y las rutinas deben ponerse en común desde el principio (por ejemplo, los jugadores se reagrupan antes del inicio del entreno, beben en ciertos momentos fijados, ...). De esta manera el tiempo es mejor gestionado y los aprendizajes optimizados.
3) El entrenador debe formular claramente los objetivos: cual es el objetivo de un ejercicio, cual eslde la sesión, cual el del partido (que no tiene porque ser siempre la victoria, podría ser un número de puntos anotados,...), cual es el objetivo de la temporada, etc. Estos objetivos son, en el mejor de los casos, decididos con los jugadores y eventualmente con los dirigentes del club.

4 ene. 2010

Metodología de la enseñanza

Por Enrique Uc

          DESDE NIÑOS DEBE ENSEÑARSE A JUGAR BASKET CON SISTEMA

image El entrenador de la Selección Estatal de Básquetbol Juvenil Menor Varonil (15-16 años) que participará en febrero en la Olimpiada Regional 2010 en Quintana Roo, Enrique Uc, consideró que además de los fundamentos técnicos de este deporte, al niño debe enseñársele a jugar con un sistema. Señaló que uno de los grandes problemas que arrastran los basquetbolistas campechanos hasta la edad adulta es que no saben jugar con un sistema y eso se debe a que no se les enseñó desde la edad temprana, cuando el niño está en sexto año de primaria y ya puede razonar y entender con más rapidez, que es lo requiere el dominio de un sistema.


“En la primaria los profesores de educación física son los que deben enseñar al niño cómo jugar un sistema, empezando, lógicamente, por el más sencillo para que el alumno lo aprenda rápido y tratar que adquiera ese hábito, y lo mismo debe suceder cuando pase a la secundaria, que es cuando el alumno ya está más apto física y mentalmente para el deporte competitivo”.

Pero además de enseñar al niño a jugar con un sistema, es importante que en las primarias se le enseñe a dominar los fundamentos del básquetbol que son el tiro, pase y bote del balón con las dos manos, “ya que he observado que al llegar a la categoría juvenil la gran mayoría de los jugadores botan bien con la mano derecha pero tienen problemas al hacerlo con la izquierda, lo cual los vuelve técnicamente limitados”.

Enrique Uc externó que es muy marcado el caso de los jugadores de básquetbol que tienen dificultades para poder manejar el balón con la mano izquierda ya sea para botar como para entrar en triple a la canasta.

¿Estamos de acuerdo?