17 ene. 2011

Mister… tengo asma!

Hace poco mantuve una reunión con padres de jugadores. En la misma se solicitaba información médica acerca de posibles dolencias, afecciones, enfermedades o alergias.

image Año tras años he notado que el número de jóvenes deportistas asmáticos va en aumento, sin duda que entre los principales factores se encuentra el conocimiento profundo de la enfermedad, para la cual la realización de ejercicio físico beneficia la calidad de vida del enfermo y; el aumento de sujetos alérgicos los cuales suelen inducir a procesos asmáticos. Poco podemos hacer ante esto…

 

Pero eso si, debemos estar preparados para el momento en que nos llegue un niño con su inhalador en la mano…….

Siguiendo al Dr. Morell, podemos señalar las siguientes normas de actuación:

*Pautas para realizar ejercicio:

§ Tomar la medicación prescrita por el facultativo antes de realizar la actividad.

§ Realizar un calentamiento prolongado y progresivo.

§ Lo más recomendable son los lugares cálidos y húmedos.

§ Llevar siempre la medicación de rescate en la bolsa de deporte.

image

 

* Situaciones a evitar:

§ Evitar realizar actividades muy intensas cuando el asma basal no esté controlado.

§ Evitar el ejercicio intenso cuando se tenga alguna infección en las vías respiratorias.

§ No realizar actividades intensas cuando se tenga pitos o tos.

§ Evitar en la medida de lo posible los ambientes fríos y secos, utilizando en su caso una mascarilla.

§ Evitar plantear ejercicios prolongados o de mucha intensidad, ya que los niños no poseen la condición física necesaria y no conocen los límites personales.

§ Evitar ejercicios en ambientes contaminados o con mucho humo.

image

* Actuación en caso de ataque durante el ejercicio:

§ Actuar con calma y parar la actividad.

§ Permitir que se pueda respirar bien. Evitar que el resto que los niños lo rodeen. Crear un ambiente de normalidad.

§ Eliminar el posible estado de ansiedad del niño y calmarlo.

§ Tomar la medicación de rescate lo antes posible.

§ Iniciar la respiración abdominal.

§ Si se soluciona la crisis, reanudar la actividad con menor intensidad y de forma progresiva.

§ Si la recuperación no se produce, consultar a un médico y/o acercarse a un centro asistencial.

1 comentarios:

Juanma Coronil dijo...

Mister, como siempre super didáctico y pedagógico para entrenadores...!!