29 jul. 2011

Consideraciones generales trabajo con niños

Durante el verano los entrenadores andamos como locos planificando, temporalizando, analizando vídeos, elaborando el trabajo individualizado…

Para todos aquellos que vayan a trabajar con los más pequeños, os dejo una serie de consideraciones que Rius en su libro de Formación de Jóvenes Deportistas nos señala acerca de las características diferenciadoras del niños respecto de los adultos:

image* El niño no es un pequeño hombre, es un individuo diferente. El niño necesita utilizar gran parte de sus recursos en la construcción de un cuerpo en constante crecimiento, el adulto está estabilizado y necesita sus recursos para la actividad vital. Los sistemas de entrenamiento están diseñados para organismos estabilizados, la adaptación a los niños poco tiene que ver con disminuir proporcionalmente la cantidad o intensidad de trabajo sino que requiere de una estructura de entrenamiento diferente.

* El niño está creciendo y cada día se encuentra con un cuerpo nuevo. Esto provoca al niño unas disfunciones coordinativas que dificultan el aprendizaje de técnicas deportivas. Este hecho lo vemos frecuentemente en el trabajo con jugadores “altos”


* Los recursos energéticos del niños son utilizados en su proceso de crecimiento. En el niño el metabolismo es de 20 a 30 veces más elevado que en el adulto, y las necesidades de vitaminas, minerales y proteínas son asimismo mayores Una actividad física exagerada podría mermar su proceso de crecimiento. Hay que proteger la salud del niño!!.

* El sistema hormonal tiene una actividad muy diferente en el niño que en el adulto. El desarrollo de la fuerza y el metabolismo anaeróbico viene condicionado por este sistema.

image* La resistencia mecánica de las palancas óseas. Los huesos llevan a cabo su crecimiento por unas zonas blandas. Sobrecargas excesivas pueden afectarlas. Contrariamente en los adultos los huesos están calcificados y no existe riesgo. Cuida especialmente las sobrecargas…

* El recién nacido no tiene las mismas capacidades de moverse que el adulto. El adulto por otro lado no puede aprender con la misma facilidad que un niño de doce años quien a su vez tiene menor capacidad intelectual que el adulto. Todo ello hace que los procesos de aprender técnicas deportivas y de sentar las bases motoras que le permitirán su posterior rendimiento tengan su momento. Trabaja de lo simple a lo complejo. Elementos psicomotores básicos: este es el primer paso!!!


* El niño cada día descubre cosas que le interesan y hacen variar su actitud frente a las demás. El adulto se puede aburrir si sabe que persigue un fin concreto, el niño en sus ratos de ocio no consiente aburrirse. La motivación debe ser el motor que genere el aprendizaje en el niño!!! Trabaja las sesiones previamente!!!

*  El niño no tiene total autonomía para decidir, y los padres, la escuela y el grupo de amigos condicionan sus actuaciones frente al deporte. Inteligencia emocional!!!

 

A CADA EDAD, SU MENU DEPORTIVO!!

1 comentarios:

Pepelu dijo...

Imginación querido Carlos, eslo único q le falta al artículo, echar imaginación en todas las sesiones y hacerles ver q este deporte es un juego. Mejórate.