31 ene. 2011

La búsqueda…

Os dejo un breve artículo de nuestro seleccionador absoluto publicó hace unos años acerca de la motivación del entrenador: el 70%

Hace algunos días un aficionado me preguntó en un email si, al igual que los jugadores, los entrenadores necesitan también motivación para desarrollar su labor de la mejor forma posible.

Creo que, tal y como para los jugadores, hay casos diferentes; igual que hay jugadores muy motivados por sí mismos que sólo en el deseo de ser cada vez mejores y en la competitividad innata encuentran fácilmente una dosis más que suficiente para salir en cada entrenamiento con ganas de hacerlo bien y con ganas de ganar en cada imagepartido, no todos los entrenadores tienen el mismo nivel natural de motivación. Está claro que cuando se llega a una final o a una semifinal hay un nivel de excitación, de expectación y
de interés alrededor del acontecimiento que por sí solo ayuda muchísimo a motivar, pero la cuestión es estar motivado, concentrado y con deseo de hacerlo al 100% siempre, incluso cuando ves un video a las 3:00h a.m. o a las 8:00h a.m. por ejemplo, cuando estás con fiebre y tienes que participar igualmente en un entrenamiento o cuando realizas un viaje de muchísimas horas entre aviones, autobuses y aeropuertos; y no sólo tienes que salir a entrenar con el máximo entusiasmo sino también comunicarlo a los demás para que los jugadores tengan un ejemplo positivo de ello, y muchas veces
el amor a nuestro deporte, que por supuesto es el primer impulso que nos hace elegir este trabajo y querer hacerlo de la mejor forma posible, no siempre sirve en estas circunstancias en las que se hace bastante más duro ir a tope y sobre todo donde el juego del baloncesto en sí no tiene mucho que ver.

Personalmente tengo la suerte de ser una persona con mucha facilidad para motivarse en hacer bien las cosas, interiormente noto una motivación constante, quizás única, que me ayuda en todas las fases de mi trabajo y de mi vida, que es la de querer estar a la altura de las circunstancias, querer sentirme cómodo en cualquier situación, sentirme en condiciones de dominar un asunto, ya sea una respuesta táctica, un problema dentro del equipo o la planificación de la actividad, y en definitiva cualquier asunto que tenga que tratar es cada vez para mí un desafío, no tanto demostrarlo sino sentirme personalmente en mi salsa encontrando una solución positiva al mismo. Al margen de esta motivación bastante general pero que es seguramente la de fondo en mi actividad competitiva, desde el inicio he tenido otro objetivo; viendo y leyendo baloncesto americano siempre he considerado a los entrenadores que a pesar de llevar muchas temporadas y haber entrenado muchos equipos de diferente nivel tenían el 70% de  victorias, o incluso más, casi como a unos mitos de nuestro deporte; y desde que empecé, esa cuota del 70% de victorias también ha imagerepresentado para mí un sueño / objetivo que he tenido la suerte de alcanzar en mi primera etapa en Italia y estoy teniendo la suerte también de haber conseguido y estar manteniendo actualmente en
esta segunda etapa en España. Precisamente cuando llegué a Málaga, después de un inicio muy difícil por parte del equipo y de los inicios míos muy difíciles también con el Unicaja, pensé que, habiendo llegado a Málaga con esta famosa cuota del 70% posiblemente no la iba a poder mantener al final. En cambio, las cosas afortunadamente se han volcado positivas, hemos empezado a ganar y ahora mismo el porcentaje
de victorias de este año del equipo es, evidentemente desde que he llegado, precisamente del 70%.

image Así pues, espero que esta sea otra temporada más en las que sumando este porcentaje de victorias con respecto a las derrotas pueda mantener mi objetivo al alcance o incluso conseguirlo, lo que sigue siendo un estímulo muy fuerte para salir a intentar ganar todos los partidos e intentar mantenerme con el equipo que estoy entrenando a un nivel de competitividad y de porcentaje de victorias al que pocos entrenadores y pocos equipos pueden aspirar.

 

BUSCA TU  META DIARIA

26 ene. 2011

Recuerdos…

Conceptualización de la defensa en zona:

Fundamentalmente, defender en zona implica que los defensores dejan de tener responsabilidades sobre un jugador atacante concreto, pasando a ocuparse de una zona del campo, siendo responsable de los contrarios que se coloquen en esa zona, ya sea con balón o sin balón.

Principios básicos de la defensa zonal según Comás:

image a) Presión al balón, lo que implica defender al JCB como si estuviésemos defendiendo en individual.

b) Evitar la aproximación del balón hacia el aro

c) En lado balón, la defensa es similar a la defensa individual y según la intensidad defensiva, se cierra la línea de pase o no

d) En lado no balón los jugadores están orientados hacia el balón, tratando de ocupar el mayor espacio posible y dispuestos a realizar ayudas defensivas.

Organización defensiva individual

Defensa al jugador sin balón en lado de ayuda

Triángulo defensivo. Siempre cerca de la línea aro-aro e incluso en lado-balón.

clip_image002

Reglas:

- balón por encima de tiro libre (1 pie en lado fuerte)

- balón por debajo de tiro libre (2 pies en lado fuerte)

- estar siempre a la altura del balón

- nunca dar la espalda a mi oponente

 

CONCLUSIONES:

* ¿Zona o individual?, ¿Pepe o José?

17 ene. 2011

Mister… tengo asma!

Hace poco mantuve una reunión con padres de jugadores. En la misma se solicitaba información médica acerca de posibles dolencias, afecciones, enfermedades o alergias.

image Año tras años he notado que el número de jóvenes deportistas asmáticos va en aumento, sin duda que entre los principales factores se encuentra el conocimiento profundo de la enfermedad, para la cual la realización de ejercicio físico beneficia la calidad de vida del enfermo y; el aumento de sujetos alérgicos los cuales suelen inducir a procesos asmáticos. Poco podemos hacer ante esto…

 

Pero eso si, debemos estar preparados para el momento en que nos llegue un niño con su inhalador en la mano…….

Siguiendo al Dr. Morell, podemos señalar las siguientes normas de actuación:

*Pautas para realizar ejercicio:

§ Tomar la medicación prescrita por el facultativo antes de realizar la actividad.

§ Realizar un calentamiento prolongado y progresivo.

§ Lo más recomendable son los lugares cálidos y húmedos.

§ Llevar siempre la medicación de rescate en la bolsa de deporte.

image

 

* Situaciones a evitar:

§ Evitar realizar actividades muy intensas cuando el asma basal no esté controlado.

§ Evitar el ejercicio intenso cuando se tenga alguna infección en las vías respiratorias.

§ No realizar actividades intensas cuando se tenga pitos o tos.

§ Evitar en la medida de lo posible los ambientes fríos y secos, utilizando en su caso una mascarilla.

§ Evitar plantear ejercicios prolongados o de mucha intensidad, ya que los niños no poseen la condición física necesaria y no conocen los límites personales.

§ Evitar ejercicios en ambientes contaminados o con mucho humo.

image

* Actuación en caso de ataque durante el ejercicio:

§ Actuar con calma y parar la actividad.

§ Permitir que se pueda respirar bien. Evitar que el resto que los niños lo rodeen. Crear un ambiente de normalidad.

§ Eliminar el posible estado de ansiedad del niño y calmarlo.

§ Tomar la medicación de rescate lo antes posible.

§ Iniciar la respiración abdominal.

§ Si se soluciona la crisis, reanudar la actividad con menor intensidad y de forma progresiva.

§ Si la recuperación no se produce, consultar a un médico y/o acercarse a un centro asistencial.

12 ene. 2011

Valor seguro

Un campeonato puede valorarse desde diferentes puntos de vista. Tras el pasado CASEBA uno de los detalles que más me sorprendieron es la disparidad de conductas que los asistentes a un encuentro suelen mostrar. Muy en particular tome buena nota de la participación de los acompañantes de cada equipo, si bien algunas prácticas no son ni tan siquiera dignas de mención por su baja calidad moral otras, si que son dignas de mención.

Los “ácólitos” de la selección aragonesa cadete femenina son merecedores de mi más sincera admiración. Siempre con su grupo apoyando cada situación de juego sin valorar el acierto o el error de la misma; animando con fervor cada segundo del encuentro, incluso aplaudiendo las delicatessen que el rival pudiera ofrecer.

Sin duda una conducta que viene del hábito de sus miembros y que engrandece no sólo al deporte, sino a su tierra, Aragón; de la cual sólo se pueden tener palabras de alabanza tras tal muestra de ciudadanía y fair-play son merecedoras del reconocimiento de todos.

Pero, ¿es esto fruto de la casualidad?

image Aquí os dejo el material que con motivo de  “Educar a los padres” la Federación Aragonesa hace llegar a todo aquel que tenga relación directa con sus selecciones. Sin duda, el fruto del trabajo de una Federación es más que una simple clasificación deportiva y, esto es buen ejemplo de ello.

Mi más sincera felicitación.

DERECHOS DE LOS JOVENES DEPORTISTAS.

Derecho a practicar deporte.

Derecho a elegir la modalidad deportiva que le guste.

Derecho a participar en un nivel acorde con su madurez y capacidad.

Derecho a contar con la dirección de un técnico cualificado.

Derecho a contar con el apoyo de sus padres.

Derecho a compartir la dirección y la toma de decisiones del deporte en el que participa.

Derecho a participar en un entorno seguro y saludable.

Derecho a una preparación adecuada para la participación en los deportes.

Derecho a la igualdad de oportunidades para luchar por el éxito.

Derecho a ser tratado con dignidad.

Derecho a divertirse en el deporte.

QUERIDOS PAPÁ Y MAMÁ
Este folleto es para todos los padres que, como vosotros, tienen hijos que hacen deporte. Como me han dicho que lo presente, os he escrito esta breve nota.
Ya sabéis lo mucho que me gusta hacer deporte y lo importante que es para mí.
Cuando hago deporte me divierto, estoy con mis amigos y amigas, puedo hacer otros nuevos y sé que me ayuda en mi desarrollo físico y, sobre todo, a formarme como persona.
Aunque el deporte lo practico yo, vosotros, como mi entrenador, también participáis y jugáis un papel muy importante. Lo que hacéis al acompañarme a un entrenamiento o a una competición, vuestras opiniones sobre mi capacidad como deportista, lo que esperáis de mí como persona, estudiante o deportista, todo ello influye decisivamente en mi desarrollo, en mi educación, en cómo y o me valoro, y en mis relaciones con vosotros y con los demás.
Yo creo que ser padre y madre es uno de los mejores "deportes" que una persona puede practicar en la vida. Sin embargo, en este "deporte" no suele haber un/a "entrenador/a" que enseñe lo que hay que hacer. Por eso, este folleto lo han hecho pensando en vosotros y está lleno de ideas interesantes que pueden ayudar a los padres en su educación y formación deportiva. Además al hacerlo nos han preguntado a muchos deportistas jóvenes de Aragón.
Me gustaría que lo leyérais y, si estáis de acuerdo le entreguéis el carnet de "padre-madre deportivo" a mi entrenador/a
Por esto y por tantas cosas: Gracias.

UN MOMENTO DE REFLEXIÓN COMO PADRES Y MADRES

¿"Empujo" o animo demasiado a mi hijo/a a hacer deporte y a participar en competiciones?

¿Soy de los que le dan indicaciones técnicas a su hijo/a durante una competición o antes después de la misma?

¿Me desespera o irrita que mi hijo/a o su equipo pierdan con otros que pienso que no son tan buenos?

¿Le he demostrado alguna vez mi enfado al entrenador/a de mi hijo/a por no contar en él como titular del equipo o por asignarle un puesto que creo no le corresponde?

¿Suelo recriminar al árbitro durante una competición cuando su actuación no me ha parecido acertada?

¿He recriminado o discutido abiertamente alguna vez con los padres de otros deportistas durante un entrenamiento o una competición?

¿He ridiculizado alguna vez al adversario delante de mi hijo/a?

¿He hablado alguna vez despectivamente del comportamiento y de la forma como el entrenador/a de mi hijo/a hace su trabajo?

En algunas ocasiones, ¿le doy demasiada importancia o critico el resultado de mi hijo/a en una competición?

¿Sueño con que mi hijo/a sea algún día un/a gran campeón/a?

Responder con un Sí a todas o varias de las preguntas anteriores, puede indicar una excesiva implicación en la práctica deportiva de tus hijo(s) o hija(s)

¿Amenazo a mi hijo/a, e incluso llego a castigarlo con dejar de hacer deporte cuando no va bien en los estudios o hace algo mal?

¿Suelo molestarme o mostrar poco interés en acompañar a mi hijo/a a los entrenamientos o competiciones?

¿Me molesta o muestro poco interés en acudir a una reunión o a hablar con el entrenador/a cuando éste/a me cita?

¿Pienso que mi hijo podría dedicarse a otro tipo de actividades más provechosas que hacer deporte?

En este caso, responder con un Sí a todas o a varias de estas cuatro últimas preguntas, puede indicar rechazo o apatía a la práctica deportiva de tus hijos.
En ambos casos, tu hijo a tu hija, puede estar experimentando una excesiva presión que podría contribuir a provocar desajustes emocionales, deterioro de la relación familiar, pérdida de motivación o interés por la práctica del deporte e, incluso el abandono del mismo.

LOS PADRES Y MADRES PODEMOS.....

Facilitar a nuestros hijos que realicen el tipo de actividad deportiva que más les guste, en lugar de la que más nos gusta a nosotros.

Interesarnos por el deporte que practica nuestro/a hijo/a si te gusta, si se divierte, si progresa y aprende, asistiendo a las competiciones o actividades en las que participe Interesarnos por el enfoque de la práctica deportiva por parte del entrenador/a de nuestro/a hijo/a solicitándole información sobre las características del deporte, el reglamento, lo que espera de los padres de sus deportistas, planteándole nuestras dudas e inquietudes.

Animar a nuestro hijo/a en un competición, apoyándole, reconociendo su esfuerzo e interés, pero evitando "hacer de entrenador"

Mantenernos tranquilos y confiar en nuestro hijo/a cuando, durante un entrenamiento o una competición, comete un error o no le salen las cosas.

Mostrar respeto y cordialidad en las competiciones con entrenadores y deportistas de los equipos contrarios.

Respetar, comprender y apoyar la función de los árbitros en las competiciones. Las quejas propuestas pueden plantearse a través de los canales adecuados, en lugar de hacerlo en público.

Animar a nuestro hijo/a a practicar deporte de acuerdo con las reglas. Aplaudir las buenas actuaciones tanto de nuestros propios hijos/as como las de sus compañeros de equipo en los entrenamientos y en la organización de actividades y competiciones.

Asistir, participar y colaborar con el entrenador/a cuando nos convoca a una reunión.

Colaborar con nuestro hijo/a, su entrenador/a y su colegio o club o equipo en los entrenamientos y en la organización de actividades y competiciones.

Preguntar al entrenador/a educada y discretamente (en un lugar y momento adecuados) cuando hay cuando algo que no comprendemos o no nos gusta lo que hace.

Delegar en el entrenador/a la labor-tarea de la educación de nuestro/a hijo/a al hacer deporte. No olvidar el resto de miembros de la familia, consiguiendo que ninguno se sienta especialmente rechazado o ensalzado/encumbrado por el deporte que practica.
Y siempre podemos recordar que nuestro hijo/a es una persona que se educa haciendo deporte, donde lo importante es cómo lo hace –no "qué consigue"-, si se divierte, si aprende, si es bueno para su salud, si se enriquece con la relación que mantiene con otros deportistas, entrenadores, árbitros, padres de otros deportistas.... Seamos una ayuda y un buen ejemplo para ellos.

UNAS PALABRAS DE MI ENTRENADOR/A.
"El respeto y apoyo mutuo en el papel que cada uno desempeñamos en la relación con vuestro/a hijo/a y la comunicación permanente entre nosotros son la mejor garantía para su formación deportiva. Cuento con vosotros. Contad conmigo".

UNAS PALABRAS DE UN JUEZ-ÁRBITRO
"Las reglas del juego forman parte del deporte y su cumplimiento permite orientar el esfuerzo del deportista en la dirección más adecuada y fomentar el valor del respeto al contrario y al juez-árbitro. Vuestro apoyo, reconocimiento, compresión,... vuestro respeto, me ayudarán a ser un buen juez-árbitro y, sobre todo, ayudará a vuestro hijo/a en su formación deportiva. Cuento con vosotros. Contad conmigo".

5 ene. 2011

¿Qué es un benjamín…?

image Durante el crecimiento y el desarrollo que una persona sufre a lo largo de su vida, suceden diversos cambios; estos cambios también conocidos como etapas del desarrollo, afectan no sólo al ámbito cotidiano y personal, sino también en el deporte. Cómo entrenadores debemos saber cuáles son estas etapas y sobre todo que incidencia tendrán a la hora de trabajar y educar a nuestros jugadores.

Dichas etapas no influyen únicamente en las competencias motrices del sujeto, sino que incide en aspectos cognitivos, sociales y emocionales. Condicionantes muy a tener en cuenta a la hora de iniciar a un niño en cualquier deporte y máxime en un deporte colectivo de colaboración/oposición como es el baloncesto.

A la hora de planificar el trabajo que vamos a desarrollar durante la temporada o durante un ciclo más largo, debemos tener en cuenta las características físicas y psíquicas por las que pasa el niño, ya que estas van a conllevar una serie de implicaciones metodológicas que no debemos olvidar ni pasar por alto.

Por lo tanto es necesario tener un conocimiento previo de las características evolutivas de nuestros jugadores, para con ello adaptar y optimizar las tareas y el aprendizaje deportivo. Si bien destacar, que esta clasificación corresponde a un desarrollo “normativo”, por lo que podemos encontrarnos con sujetos que presenten cierto retraso, lo que podrá generar mayor torpeza y menor comprensión. Es por ello que además debemos individualizar en la medida de lo posible todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Basándonos en autores como Oña, Sampedro y Sáenz-López; podemos destacar estas como las principales características en la etapa benjamín (8 a 10 años).

Características generales

Gracias a su ingreso en la escolaridad obligatoria, el niño poco a poco va superando el egocentrismo, la inestabilidad emocional y el globalismo. Es un período de estabilidad general y hay un evidente salto de calidad con respecto a etapas anteriores.

El alejamiento progresivo del egocentrismo posibilitará que vaya entendiendo la colaboración y el trabajo en equipo.

A nivel emocional son más estables y son mucho mas constante en cuanto a la ejecución de tareas, siendo además mucho más receptivos a escuchar explicaciones. Son mucho menos fantasiosos.

image Su capacidad de aprendizaje sigue siendo global, por lo que hasta etapas posteriores (a partir de minibasket) no podemos trabajar de forma analítica.

Su memoria visual está más desarrollada que la auditiva, por lo que les cuesta más retener la información oral que la escrita.

Poco a poco van siendo capaces de comprender las relaciones causas-efecto, por lo que es buen momento para ir iniciándolos en juegos reglamentados.

Son muy flexibles en sus relaciones y muy sociables, por lo que observar a un niño que se aísla por miedo, puede ser indicativo de problemas. Son muy interactivos con sus compañeros.

Características motrices

image Gran avance en cuanto a lo motriz se refiere. La mejora en las cualidades perceptivas y en las habilidades básicas, permitirán el inicio del trabajo de las habilidades genéricas. El desarrollo de cualidades como el equilibrio, la coordinación y el ajuste espacio-temporal; junto con una mejora en las cualidades físicas básicas, nos permitirán el trabajo de predeportivo de forma jugada y siempre con un carácter predominantemente global.

Especial incidencia para el baloncesto tiene las mejoras considerables en cuestión de coordinación óculo manual.

Poco a poco se va viendo con claridad sus cualidades y aptitudes. Mostrando un entusiasmo por todas las actividades que requieran esfuerzo físico. Se sienten muy seguros y estarán constantemente mostrando sus habilidades. Les encanta medirse con otros.