4 sept. 2012

Houston, !!!tenemos un problema!!!

La resolución de problemas motores es un estilo de enseñanza que se caracteriza por la búsqueda de la solución motriz por parte de los jugadores. Este estilo se erige como uno de los más apropiados en la enseñanza de los deportes colectivos, muy especialmente en lo referente al trabajo de táctica y estrategia, tanto individual como colectiva.

A la hora de diseñar tareas o sesiones basadas en este tipo de estrategias de resolución de problemas, según Gallardo y Mendoza debemos tener en cuenta lo siguiente:

* La búsqueda de alternativas para la resolución de problemas  motrices, estimulando así la creatividad del jugador. La situación que le propongamos no debe tener una única solución, sino que esta debe ser múltiple.

* Realizar una buena selección del problema a resolver, de forma que sea relevante para el jugador. Debemos plantear situaciones reales de juego que tengan transferencia directa con la competición.

* Los problemas planteados deben adecuarse a las características psicoevolutivas de los jugadores. Hay que adaptar las situaciones que se planteen a sus conocimientos previos y siempre en función de sis necesidades e intereses. No debemos saltarnos etapas y jugar a ser entrenadores nba

* El propósito de resolver problemas no debe ser la repetición de respuestas conocidas de antemano por los jugadores, sino todo lo contrario. Ofrecer situaciones en las que el jugador no sepa con anterioridad como resolver. Esto no significa que no se pueda repetir situaciones, pero si que se debe modificar alguna de las variables internas de la mismas. Por ejemplo, en situación de BD, jugar con intermediario, continuación del bloqueador...

* La tarea se presenta de forma verbal y posteriormente se va a la práctica por parte del jugador. Poca información y rápido a que propongan sus soluciones en pista.

* Si los jugadores no comprenden bien la situación que se les presenta, la información debe darse tras las preguntas de los jugadores.

* Las primeras respuestas que el jugador ofrezca no las dará a ritmo elevado, los inicios serán titubeantes hasta que se vaya acercando a alguna respuesta eficaz.

* Motivar y reforzar siempre cada respuesta motriz positiva que ofrezca el jugador. Siempre refuerzo positivo, máxime si son jugadores que no están habituados a este tipo de método.

* Es vital que el jugador reflexione sobre las soluciones descubiertas para que el mismo le de validez a las mismas y las pueda considerar como óptimas para repetirlas en una situación similar.


QUIEN TROPIEZA, A APRENDER EMPIEZA. 
MODIFICAD VUESTRO ESTILO DE ENSEÑANZA. UTILIZAD MODELOS COGNOSCITIVOS

0 comentarios: