21 oct. 2012

Y tú ¿qué eres?

 La palabra entrenador últimamente se utiliza coloquialmente no sólo de forma muy gratuita sino englobando a todo tipo de personajes que permanecen junto a un banquillo. Pero eso quizás no sea lo peor, ya que igualmente se utiliza tanto en aquel que inicia a los más pequeños en el mundo del baloncesto, como en a aquellos que buscan la victoria para mantener su puesto de trabajo. Y todo esto conlleva a muchos a creer que esto del baloncesto para los pequeños es igual que el de los adultos pero con jugadores más pequeñitos.


 Hoy quiero romper una lanza por aquellos que se sienten educadores deportivos y no de entrenadores de niños pequeños. 

 Voy a tomar las claves de Don Rafael Peyró, el cual señala los aspectos claves para que la tarea del educador deportivo tenga éxito y consecuencia positivas para el aprendiz en la iniciación al baloncesto.  


* Su objetivo principal debe ser que el niño aprenda a jugar al baloncesto al máximo de sus capacidades.

* La motivación es un aspecto que tiene que estar presente durante todo el proceso de formación. 

* El desarrollo del proceso de enseñanza debe realizarse dentro del contexto de la competición 

* Los grupos de trabajo deben formarse con participantes de edades similares y dentro de un equipo. Para Peyró, el concepto de grupo/equipo aparece cuando todos sus componentes pueden realizar aportaciones en igualdad de condiciones

* Las competiciones deben ser serias, con una estructura organizativa adecuada

* La escuela y el colegio son los lugares más adecuados para desarrollar la iniciación al baloncesto 

* El proceso de enseñanza debe tener continuidad en el tiempo. 

* Los resultados deportivos deben de producirse sin lesionar el proceso de mejora deportiva y educativa del niño. 

* El tiempo dedicado al entrenamiento es clave para la mejora



EL QUE MUCHO CORRE, PRONTO PARA
NO PARES A TUS JUGADORES, PERMITELES QUE CREZCAN CON EL BALONCESTO. EDUCALOS EN EL BALONCESTO.

0 comentarios: