31 ene. 2013

¿Enseñas en tus correcciones?

No son escasas las ocasiones en las que debemos aportar información al jugador para que ayudarle a  resolver con eficacia el problema motriz que le hayamos propuesto.

Cuanto esta situación se ve necesaria, bien podemos "parar" la actividad si es una información global para todos los que intervienen o bien esperar que el jugador en particular con el que debemos hablar cese momentaneamente la misma.

En cualquiera de los casos, siempre que debamos aportar información para corregir un error; podemos seguir las estrategias que el Dr. Buceta indica:

* Fundamental no enfadarse. Un entrenador que corrige en ese estado, es menos eficaz.

* Debemos dirigirnos al jugadores/es transmitiendo serenidad, hablando sin acelerarse y sin gritar

* No detener en exceso el trabajo del jugador. El baloncesto se aprende jugando y haciendo baloncesto.

      - Mejor correcciones individuales y que el desarrollo de la actividad y el resto de jugadores puedan continuar trabajando. No parar el entrenamiento para cada una de las correcciones a realizar.

* Indicar siempre algo positivo que haya realizado el jugador, antes de proporcionarle información acerca de lo que ha realizado mal. Ese elogio inicial lo colocará en una situación más positiva para aceptar y asimilar el error y la corrección.
      
      - No hay nada como utilizar la conjunción "pero".....


* En las correcciones no se debe indicar siempre lo que no debe hacer, sino qué debe hacer y cómo debe hacerlo.

* Utilizar el modelaje en ocasiones resulta necesario ya que no sólo ofreciendo la información de forma oral es suficiente. 



¿ENSEÑAR SIN SABER?, COMO NO SEA EL CULO, NO SÉ QUÉ. EN TUS CORRECCIONES DEBES APORTAR INFORMACIÓN VÁLIDA A TUS JUGADORES.


0 comentarios: