10 ene. 2013

Variar la dificultad táctica. Regla del buey

No son pocas las ocasiones en las que nos encontramos en la tesitura de cómo podemos dificultar la acción de alguna acción táctica en una situación establecida.

Varias son las fórmulas, o mejor dicho, variables; con las que podemos modificar el  nivel de dificultad de cualquier situación. 




Enumeremos algunas de ellas:

* Balón
* Espacio
* Tiempo
* Jugadores

Centrándonos en los jugadores como variable estructural que nos permita el objetivo previsto, vamos a proponer algunas formas para incrementar las demandas perceptivas y decisionales del jugador, es decir; que modificando ciertos elementos estructurales del juego como es el de los jugadores, vamos a obtener un mayor o menor grado de dificultad táctica respecto a la tarea propuesta.

Para ello vamos a seguir el trabajo del Dr. Cárdenas que a tal efecto ha desarrollado.

* Aumentar el número de jugadores, tanto de compañeros como de adversarios. El número de estímulos aumenta considerablemente por lo que el jugador debe incrementar su visión y realizar constantes cambios de focos atencionales.

* Aumentar la proporción de adversarios. Muchos somos los que utilizamos las situaciones de juego constante de superioridad (véase contraataque de 7,8,9, etc) Si tras cada repetición modificamos el número de participantes, variando de de forma constante de situaciones de superioridad a inferioridad e igualdad; obtendremos el resultado propuesto.

* Aumentando el grado de libertad de los oponentes. Pasar de tareas en las que el oponente tiene que ir driblando un balón a la vez que defiende, a situaciones en las que debe mantener un balón entre las manos o que tiene libertad absoluta en sus desplazamientos; nos permiten variar el grado de dificultad táctica con respecto al ataque.

* Introducir obstáculos. En principio estáticos y posteriormente dinámicos. Tareas en las que se compartan espacios. En la sección de ejercicios podréis valorar la operatividad de muchos de ellos respecto a este incremento de demandas.

* Aumentar el número de objetivos a lograr. En una situación de 2c2 no es igualmente compleja  aquella en la que se solicite como objetivo simplemente anotar, que en aquella otra en la que además se delimita cómo se debe anotar y qué elementos técnicos pueden realizar.

* Aumentando el número de alternativas de acción. Situación muy sencilla de comprobar en especial en las ocasiones en las que se plantean nuevas opciones de obtener ventajas con un bloque directo. El jugador al intentar valorar el uso de esas nuevas alternativas precisa mayor capacidad perceptiva y en principio mayor tiempo en la toma de decisiones.



EL BUEY SOLO SE LAME MEJOR. AYUDA A CONSTRUIR EL PENSAMIENTO TACTICO DE TUS JUGADORES, ELLOS SON LOS QUE DEBEN APRENDER A DECIDIR

0 comentarios: