5 mar. 2013

Los señores trituradoras


 No son pocas las trituradoras de jugadores que tenemos en nuestro deporte y, lo que es mucho peor la trituradoras de niños.

Fácil es encontrar un entrenamiento de "escuela de iniciación deportiva al baloncesto", y perdón por considerar esto como un entrenamiento; con niños trabajando durante más de una hora diferentes desplazamientos con balón a los cuales se le que se le encadena una sucesión de gestos técnicos específicos del deporte del baloncesto. Y perdonen mi estupidez y vocabulario, ¿y todo esto para qué cojones se hace?  Discúlpenme de nuevo. Olvidaba el importante valor de la victoria a estas edades para el ego de "entrenadores" y clubes.

Cierto es que para algunos "eruditos" de este deporte, si un jugador no sabe "entrar" a canasta en Benjamín, no sólo no les vale como "jugador" sino que tampoco le auguran mucho futuro en el deporte. Cuan valiente es la ignoracia..........

Su concepto de competición es además distorsionado como el resto de conceptos de iniciación al deporte, incluso me atrevería a decir que como los de propio deporte. Competir es siempre hacerlo mejor que el rival de enfrente desde un punto de vista cuantitativo para ellos, enorgulleciendose además de la calidad de sus enseñanzas, las cuales no pueden estar mas lejos de lo correcto.

El Dr. Arufe, que imagino que para muchos de estos instructores FIBA tan sólo les evocará a su médico de cabecera; nos expone las etapas de formación deportiva que desde una perspectiva global todo deportista debe abordar. 

A esta primera fase en la que muchos destruyen el ámbito motor del niño, la denomina fase de estimulación psicomotriz y predeportivas.

Etapa común a todos los deportes en la que se trabajan las habilidades motrices básicas sin profundizar en ningún tipo concreto. Etapa en la que se debe afianzar la lateralidad, trabajando específicamente en la primera subfase con la mano y pie dominante, para posteriormente realizarlo con ambos pies y manos.  Otros aspectos importantes a desarrollar son los factores perceptivo- motrices.

En una segunda subfase de formacion deportiva polivalente que llegaría hasta más allá de los 10 años, se continúa con el trabajo de las habilidades motrices básicas y los principales contenidos de cada deporte, como el lanzamiento con el pie de fútbol, el lanzamiento de mano y brazo de baloncesto/voley/balonmano, equilibrio del patinaje, saltos a pies juntos y con un pie de atletismo/baloncesto, etc.

Tal y como señala el Dr. Atufe entre otros, en esta etapa solamente se trabaja la técnica o los movimientos básicos de un deporte, se estará disminuyendo el abanico de respuestas motoras del niño, perjudicando su formación integral y su rendimiento futuro. Es por ello que se insiste en la necesidad de estimular y crear el mayor número de respuestas motoras en el niño. 

A finales de esta etapa se alcanza el máximo desarrollo del sistema nervioso, de ahí la importancia del trabajo técnico global con el fin de estimular todo este sistema. 

Padres. Cuidad de quienes son los educadores deportivos de vuestros hijos.
Clubes. Contad con material humano cualificado y bien dirigido.
Formadores deportivos. Educad mediante la educación física y el deporte, a vuestros jóvenes aprendices.
Niño. Disfruta aprendiendo con el deporte. 


COSTUMBRES DE MAL MAESTRO, SACAN AL HIJO SINIESTRO


1 comentarios:

Eneba Zárate dijo...

Muy buen articulo. Tenemos que difundirlo. Slds Fernando