6 mar. 2013

Trabajo de fuerza con los más jóvenes

Cualidad que dentro de nuestro deporte o bien no se trabaja, quizás lo más coherente si no tienes la formación adecuada; o lo que es peor, se trabaja mal llegando a ser contraproducente para el niño.

En la etapa evolutiva que lleva desde los siete a los doce años, es conveniente realizar un tipo de ejercicios que desarrollen la musculatura y la fuerza de forma acorde con su maduración y crecimiento.

Cerani señala que sobre los siete-ocho años se da lugar una fase sensible para el trabajo de la fuerza, y que los estímulos de fuerza rápida y fuerza resistencia pueden tener efecto muy positivo en los niños. El trabajo debe basarse en movimientos naturales que aumenten la capacidad de los grupos musculares extensores ayudando a la correcta actitud postural.

Weineck añade el juego con obstáculos basados en trepas, aparatos de apoyo, suspensión y tracción como los más adecuado para el desarrollo de la fuerza a estas edades.

Domínguez entre otros autores señalan la delicadeza de los tejidos conjuntivos y las estructuras óseo-articulares a estas edades tempranas, ya que son muy plásticas y débiles porque todavía no están formadas. Esto nos lleva a recalcar que hay que evitar grandes cargas debido a peligro de malformación, pérdida de capacidad elástica y riesgo de lesión. 

Ruiz además destaca que entre los 7-9 años existen bajos niveles hormonales, así como unos músculos de sostén débiles, por lo que el inicio del entrenamiento se realizará a baja resistencia. A los 10-12 años siguen existiendo bajos niveles hormonales.


Recomendación: Trabajo de coordinación intramuscular e intermuscular.


Para ello seguiremos las pautas señaladas por Piñeiro:

* Orientar el trabajo de la fuerza a una estimulación armónica de los grandes grupos musculares

* Realizar ejercicios donde se utilice el propio peso o con el apoyo de un compañero

* Evitar saltos con pesos sobre los hombros

* No olvidar el trabajo de los músculos posturales como abdominales y lumbares


Beneficios:

* Lograr un desarrollo muscular armónico

* Conseguir una buena postura corporal

* Conseguir la adecuada adaptación muscular que permita eliminar riegos de lesiones

* Crear las bases que le permitan desarrollarse como jugador de rendimiento


Conclusiones:

* No abuso en las repeticiones de abdominales-castigo entre otros ejercicios

* No flexiones hasta agotamiento

* Guarda los balones medicinales para mejor ocasión

* Si al uso de sacos de arena, cuerdas, obstáculos naturales y artificiales, pelotas adaptadas y demás materiales alternativos

* No a la "escalada" de gradas diaria y sin control. Además que implica sistemas energéticos nada positivos para el niño

* Previene el error, evitando una errónea acción


Dudas:

Realizar más de 400 repeticiones semanales de un gesto técnico como la finalización en carrera "habitual", ¿es beneficioso o contraproducente para un niño de 9 años? Salto vertical con un sólo apoyo...


SI NO SABES TOREAR, PARA QUE TE METES...... MANOLETE
CUIDA DE LA SALUD DE TUS JUGADORES Y NO VAYAS MÁS ALLÁ DE TUS CONOCIMIENTOS

0 comentarios: