1 may. 2013

Límite al 5c0

Uno de las herramientas que posee el entrenador para adaptar las tareas a las necesidades del equipo o jugador, es la de controlar que esta sea más o menos similar al juego real.

Esta variable nos permite ir adaptando la enseñanza de muchas situaciones tácticas del juego. Partiendo del 5c5 en situación de juego real como situación de mayor complejidad, hasta tareas que se alejen de este juego real, las cuales además tienen un menor grado de complejidad.

Cárdenas y Alarcón realizan una clasificación acerca de este tipo de tareas en las que según los elementos modificados lo agrupan en uno de los siguientes grupos:

* Tareas específicas.
Mantienen los siguientes elementos intactos: objetivo marcado por el reglamento, las conductas motrices que permite el reglamento, la relación entre los participantes y el entorno (espacio de juego, tiempo de juego y roles de ataque y defensa)

* Tareas semiespecíficas.
Se cambia uno de los elementos anteriormente citados. Este cambio no afecta a lógica interna del deporte, pero si que facilita su aprendizaje

* Tareas inespecíficas.
Se cambian dos elementos.


Vamos a valorar las tareas inespecíficas por ser una de las más y peor explotadas por los entrenadores, ya que son su mal uso y su equívoca utilización hace que el proceso táctico de aprendizaje sea pobre.

Estas tareas inespecíficas se pueden subclasificar de la siguiente forma:

* Tareas que mantienen el objetivo del juego/deporte

* Tareas que mantienen el entorno del juego

* Tareas que mantienen la conducta del jugador.

Una de las tareas más extendidas a la hora del trabajo táctico, son las situaciones de 5c0. En esta situación no se tiene como objetivo ni superar al rival (inexistente), ni anotar; el espacio de juego no es el de una situación real, ya que este no se comparte con rivales.

Estas situaciones limitan en exceso el aprendizaje táctico del jugador/equipo, ya que tan sólo tiene como objetivo realizar una serie de acciones conjuntas sin más objetivo que los desplazamientos de jugadores y balón preestablecidos.

Se deben cuidar los tipos de tareas que diseñamos a la hora de temporalizar el aprendizaje táctico de nuestros jugadores/equipo, no sobreempleando las tareas inespecíficas que limitan la relación del jugador con las situaciones de juego real o reducidas.


EN PEDREGAL, NO SIEMBRES CEREAL. 
Planifica el diseño de tus tareas si quieres optimizar el aprendizaje táctico de tus jugadores.

0 comentarios: