20 ago. 2013

Duros a cuatro pesetas... ...

 Reflexionar acerca de la organización más eficaz de nuestras sesiones de trabajo es una de nuestras obligaciones como formadores deportivos.  

Si habitualmente disponemos de 2/3 sesiones semanales de 60´/90´, es de vital importancia que ejecutemos una correcta planificación y programación de los objetivos de cada sesión, las tareas a utilizar para su desarrollo, así como la organización de los grupos y tareas; ya que el tiempo útil que tenemos para trabajar es muy limitado.




Fomentar la variabilidad en nuestras sesiones es y debe ser una de nuestras preocupaciones fundamentales a la hora del diseño de la sesión, para ello es necesario aumentar el tiempo de práctica, siendo imprescindible:

* Disminuir el tiempo dedicado a las explicaciones

* Disminuir el tiempo dedicado a la organización de grupos, materiales y espacios


Si seguimos el trabajo de Alarcón, distinguiremos los siguientes tiempos de práctica

* Tiempo de agrupación. Consistente en el tiempo transcurrido desde que se avisa a los jugadores hasta que están organizados y dispuestos para oír la explicación de la tarea a llevar a cabo.

* Tiempo de explicación. Es el destinado por parte del "entrenador" para la explicación de la actividad a llevara  cabo.

* Tiempo de correcciones. Tiempo en el cual los jugadores reciben indicaciones sobre la tarea, siendo esta interrumpida para ello. Estas correcciones pueden ser debido a dos causas:
- Por la dificultad que entraña la tarea respecto a la organización y ejecución de la misma
- Por correcciones respecto a decisiones o ejecuciones mostradas durante la actividad


Es por ello por lo que debemos ser más cuidadosos con respecto a la información que le ofrecemos a nuestros jugadores, el tipo de feedback nos permitirá en gran medida optimizar el tiempo de trabajo y será clave para ofrecer un aprendizaje significativo a nuestros jugadores. 


Aprovechad el tiempo que vuela tan aprisa; el orden os enseñará a ganar tiempo ( Goethe)

 

0 comentarios: