31 ene. 2013

¿Enseñas en tus correcciones?

No son escasas las ocasiones en las que debemos aportar información al jugador para que ayudarle a  resolver con eficacia el problema motriz que le hayamos propuesto.

Cuanto esta situación se ve necesaria, bien podemos "parar" la actividad si es una información global para todos los que intervienen o bien esperar que el jugador en particular con el que debemos hablar cese momentaneamente la misma.

En cualquiera de los casos, siempre que debamos aportar información para corregir un error; podemos seguir las estrategias que el Dr. Buceta indica:

* Fundamental no enfadarse. Un entrenador que corrige en ese estado, es menos eficaz.

* Debemos dirigirnos al jugadores/es transmitiendo serenidad, hablando sin acelerarse y sin gritar

* No detener en exceso el trabajo del jugador. El baloncesto se aprende jugando y haciendo baloncesto.

      - Mejor correcciones individuales y que el desarrollo de la actividad y el resto de jugadores puedan continuar trabajando. No parar el entrenamiento para cada una de las correcciones a realizar.

* Indicar siempre algo positivo que haya realizado el jugador, antes de proporcionarle información acerca de lo que ha realizado mal. Ese elogio inicial lo colocará en una situación más positiva para aceptar y asimilar el error y la corrección.
      
      - No hay nada como utilizar la conjunción "pero".....


* En las correcciones no se debe indicar siempre lo que no debe hacer, sino qué debe hacer y cómo debe hacerlo.

* Utilizar el modelaje en ocasiones resulta necesario ya que no sólo ofreciendo la información de forma oral es suficiente. 



¿ENSEÑAR SIN SABER?, COMO NO SEA EL CULO, NO SÉ QUÉ. EN TUS CORRECCIONES DEBES APORTAR INFORMACIÓN VÁLIDA A TUS JUGADORES.


28 ene. 2013

Papá, ¿me has apuntado a baloncesto a atletismo?

Aún continúo indignandome cuando observo a "entretenedores"de niños que les obliga a esos 20, 30 y 40 minutos de carrera continua como trabajo específico de preparación física.

Salir a rodar como atletas de carreras locales para mejorar su resistencia aeróbica, es uno de los grandes pilares de los "entretenedores"de baloncesto en su preparación del jugador.

El baloncesto consiste en una serie de esfuerzos intermitentes; una alternancia de sprints cortos y de saltos, con descansos activos o pasivos.

El jugador de baloncesto debe realizar esfuerzos intensos, pero su frecuencia es baja u tiene numerosos momentos de recuperación.

Según estudios de Cometti, un encuentro tiene una duración de 63 minutos. Un 63%, el jugador se encuentra en reposo (banquillo, parada o marcha); esto en el mejor de los casos. El 37% restante está activo, el resto del tiempo un 27% realiza acciones físicamente moderadas. Tan sólo queda un 6% de tiempo en el que el jugador realiza acciones rápidas e intensas.

Por tanto se confirma que existe una gran calidad en los esfuerzos y, que las recuperaciones son relativamente largas entre ellos.

Recalco: Calidad en los esfuerzos y recuperaciones largas. ¿Entrenas para ello?

La concepción tradicional de la mejora de las cualidades físicas señala que el trabajo aeróbico constituye la base sobre la cual deben reposar el trabajo anaerobico lácitco y aláctivo.

Actualmente, nada más lejos de la realidad.

Es hora de la supresión de esos 30´ de footing. Es una enorme contradicción preparar los esfuerzos explosivos breves de gran calidad con ejercicios lentos de gran cantidad. A nivel muscular estos dos esfuerzos no tiene nada que ver. ¿Por qué continuamos entonces viendo a jugadores de baloncesto dar vueltas alrededor del pabellón trotando?


DE UN CUERVO NO PUEDEN SACARSE PALOMAS (JJ). LA CALIDAD DEBE PRIMAR EN TU TRABAJO FISICO CON LOS JUGADORES. CONTEXTUALIZA TU TRABAJO FISICO CON EL DEPORTE QUE ESTAS PREFECCIONANDO.

25 ene. 2013

Adapta la competición a tus jugadores

  

En el trabajo de escuelas siempre se nos siembra día duda de como "competir" con nuestros pequeños, especialmente cuando planteamos situaciones globales de juego cercano al baloncesto.

Os voy a proponer una breve secuenciación para tratar con coherencia respecto al resto de contenidos programados para la iniciación del baloncesto en nuestras escuelas predeportivas.

1ª Fase. Situación de 3c3 con modificación del reglamento. El espacio de juego es justamente media pista de las habituales en las que trabajamos en cualquier colegio, con ello permitimos más participación e interacción. A menos número de jugadores , también fomentamos la mayor participación en el juego de todos. Por supuesto, no hay marcador y se flexibiliza al máximo las violaciones.

2ª Fase. Situacion de juego 4c4. La mejor opción para la competición hasta categoría infantil. Se añaden dos participantes y se amplía el espacio de acción, siendo el terreno de juego la pista completa de baloncesto. Las reglas de juego se modifican según las necesidades del grupo, siendo esta nuestra principal variable para contextualizar la competicion a nuestra realidad.

3ª Fase. Situación de 5c5.  A pesar de no ser una situación que permita excesiva participación de TODOS LOS JUGADORES, es la progresión lógica que nos llevaría a iniciar a los jugadores en el deporte del baloncesto. Las reglas aunque igualmente flexibles, van tomando más rectitud con la norma y permiten al jugador tomar conciencia de la obligatoriedad de su cumplimiento.

Esta secuencia no tiene más objetivó que iniciar de forma graduada al aprendiz en el deporte del baloncesto, permitiendo en sus inicios una importante participación motriz en el juego y poco a poco ir introduciendo aspectos tácticos propios del deporte que posibilitaran alcanzar los objetivos colectivos de su equipo.


EL QUE MUCHO ABARCA, POCO APRIETA. TRABAJA CON PACIENCIA Y SIN SALTARTE PASOS EN LA PROGRESIÓN DE LA INICIACIÓN AL BALONCESTO. CUIDA EL MÉTODO.

23 ene. 2013

¿Sabes qué reforzar en tus entrenos?

 
No son escasas las investigaciones científicas en diferentes contextos de aprendizaje que han corroborado el valor que el erre forzamiento de conductas mediante reconocimiento social (reforzamiento social) contribuye de forma magistral al aprendizaje y consolidación de conductas positivas habituales.

A este respecto podemos encontrar mucha literatura que nos permitirá ahondar más en el concepto y la aplicación de esta técnica.

Pero, ¿qué es lo que tengo que reforzar en unentrenó 
A este respecto Chema Buceta nos ayuda detallandonos las categorías de conductas que deben ser reforzadas por los entrenadores en cualquier contexto:

* Conductas de toma de decisiones. P.e.: decidir correctamente entre pasar o tirar en determinadas circunstancias.

* Movimientos técnicos. P.e. : ejecutar un pase o tiro correctamente. No hablamos de eficacia¡

* Conductas de esfuerzo. P.e.: tirarse al suelo para luchar por recuperar la posesión del balón.

* Conductas de colocación. P.e.: estar correctamente situado en el lado de ayuda en situación defensiva

* Conductas que implican una buena concentración. P.e.: anticipar una línea de pase y recuperar la posesión

* Conductas de autocontrol. P.e.: no protestar al árbitro ante una falta cometida por el rival y no señalizada

* Conductas de cooperación. P.e.: realizar un aclarado, una buena instancia, un trap defensivo....

* Conductas de comunicación. P.e: avisar de los bloqueos ofensivos, cantar la ayuda...


LA PRÁCTICA HACE AL MAESTO.

Obligare a crecer como formador en cada sesión, haciendo crecer a tus jugadores como deportistas.

21 ene. 2013

Si no tienes tienes tiempo.... INTEGRA

La realidad de cualquier equipo de base actual nos revela el poco tiempo para entrenar del que se dispone; bien por las limitaciones de instalaciones existentes, o bien por las "exigencias" de agenda de los jugadores.

Esto nos lleva al recorte del trabajo sobre las capacidades físicas en pro del uso del tiempo para el trabajo técnico-táctico, en el mejor de los casos.

Una solución a este recorte drástico de uno de los principales pilares del trabajo de un deportista, es el uso del modelo de entrenamiento integrado. Mediante él, se favorece un entrenamiento específico desde el punto de viste técnico, táctico y físico.

Xesco Espar detalla una serie de relaciones preferenciales a la hora de aplicar este modelo de sesión y tener un óptimo aprovechamiento de las mismas.

* Fuerza y técnica

La relación de que se establece entre la fuerza y la técnica, parte de la técnica. El trabajo de fuerza no consistiría en los modelos tradicionales, sino en un trabajo específico que implique los grupos musculares responsables de producir el movimiento técnico.


* Velocidad de reacción y táctica individual.

Al trabajar la velocidad de reacción debemos buscar estímulos y respuestas específicas. Debemos obligar a dar una respuesta específica con estímulos que se encuentren en la competición y, que esta sea a la máxima velocidad posible.


* Resistencia y sistema de juego.

Debemos adaptar nuestro sistema de entrenamiento en pro de la búsqueda de la  mejora de la capacidad anaeróbica láctica. Adaptar nuestro tiempo de trabajo/descanso y cargas, según las diferentes fases de juego es el mejor método para habituarse a las necesidades energéticas específicas del balocnesto.



EL COMER SIN TRABAJAR Y EL TRABAJAR SIN COMER, SON DOS COSAS QUE DEBEN DESAPARECER. Trabaja de forma integrada y optimiza tu tiempo para mejorar de forma global a tus jugadores.

16 ene. 2013

El buen sastre....








La próxima semana la FaB Càdiz ha convocado una nueva sesión de Tecnificación para los jugadores en edad Infantil. 

El primer paso a realizar es el conocer las  características generales de esta etapa que dan fin a la infancia y abre la pubertad.

Se trata de una fase de transformaciones profunda en todos los ámbitos, que conllevan a unos comportamientos y conductas un tanto especiales.

Para Piaget este periodo es el denominado de operaciones formales, lo que supone un importante mejora en su pensamiento. Se eleva su rendimiento intelectual debido a que su capacidad analítica se iguala a la futura de adulto, mejorando en su pragmatismo.

A nivel afectivo comienzan a tener temor al fracaso y esa posible inseguridad los hace más tímidos, disminuyendo su autoestima. Socialmente comienzan a predominar los grupos de pares y estos van tomando más fuerza que su relación familiar. 

Etapa en la que se interesan mucho por su rendimiento físico y ello les acerca al deporte. Gallahue señala que esta es una etapa en la que los aprendices de preocupan mucho por la realización correcta de todos los movimientos que práctica.

Etapa denominada del "estirón". Este crecimiento más pronunciado en las extremidades que en el tronco provoca un empeoramiento en la percepción corporal que lo lleva a una etapa de descoordinaciòn. Esta etapa de crecimiento además provoca que todo el metabolismo energético este dirigido a este crecimiento, por lo cual es una etapa donde los deportistas padecen estados de cansancio.

Su capacidad para acumular ácido láctico es muy limitada, por lo cual es recomendable no trabajar la resistencia anaerobica láctica, es decir, actividades intensas y duraderas.

Sáenz-López y Fuentes-Guerra nos orientan y proponen una serie de implicaciones smetodologicas basadas en las características de los jugadores en edad infantil. A modo de resumen podemos significar las siguientes:

A NIVEL COGNITIVO

* Posibilidad de introducir nuevos métodos de enseñanza más complejos
* Etapa de especialización deportiva
* Importancia de la enseñanza de la técnica


A NIVEL EMOCIONAL

* Buscar motivación con progresiones sencillas y mucho éxito
* Mantener una actitud positiva, no herir con observaciones excesivamente negativas


A NIVEL SOCIAL

* Buscar papeles de interés para todos dentro del grupo


A NIVEL MOTRIZ

* Necesidad de trabajo específico coordinativo
* Entrenamientos suaves, sin forzar
* No realizar actividades intensas y duraderas



NO ES MAL SASTRE EL QUE CONOCE EL PAÑO. ANTES DE TRABAJAR CON TUS JUGADORES, CONOCE SUS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS GENERALES Y DISEÑA LAS TAREAS EN FUNCIÓN DE ELLAS.








 

13 ene. 2013

Evalúa tu conducta como entrenador

Uno de los recursos más importantes que tenemos como entrenadores, es nuestra propia conducta.

Pero, ¿cómo podemos valorar si esta es la más adecuada?, ¿cómo saber sobre puntos de nuestra conducta debemos realizar alguna modificación?...

Indudablemente toda esta información la obtendremos mediante un proceso evaluativo del cuál podremos reflexionar para mejorar nuestra forma de trabajar en los entrenamientos.

Vamos a exponer una sencilla hoja de registro que el Dr. Buceta, más conocido en nuestro mundo del baloncesto como Chema Buceta; ha diseñado de cara a obtener información acerca de conductas que tienen inferencia en el funcionamiento psicológico del jugador.

Para llevar a cabo este proceso, o bien podemos solicitar la colaboración de un sujeto externo, o bien realizar una grabación de algunos entrenamientos de cara a registrar las conductas a observar.

El autor sólo propone conductas beneficiosas y ninguna que eluda a comportamientos perjudiciales como insultos o castigos. Con ello pretende que el entrenador no se sienta evaluado, sino que lo valore como la recogida de información valiosa para su mejora como técnico.


FECHA

TIPO DE ENTRENAMIENTO
CONDUCTA DEL ENT EN LOS ENTRENOS
EJERCICIOS DEL ENTRENO
Explica el ejercicio de cada ejercicio
1
2
3
4
5
6
7
Explica las reglas del funcionamiento de cada ejercicio







Mira a los jugadores cuando se dirige a ellos







Hace de modelo para mostrar la conducta-objetivo







Centra su conducta verbal en el objetivo del ejercicio







da instrucciones claras







Da instrucciones precisas







Utiliza el tono, volumen y velocidad de voz apropiados







Se centra en la conducta del jugador y no en los resultados







Se centra en los estímulos antecedentes relevantes







Utiliza preguntas claves cuando los jugadores ya conocen la información relevante







Discrimina entre la decisión y la ejecución







Aporta feedback inmediato y constructivo







Utiliza correctamente programas de reforzamiento o castigos







Juzga el rendimiento utilizando criterios apropiados







Anima a los jugadores











Ver y más ver, para aprender; oír y más oír, para aprender y saber decir. Tu conducta debe ser un contenido más a evaluar, crea tus propios instrumentos y recoge esa información.

10 ene. 2013

Variar la dificultad táctica. Regla del buey

No son pocas las ocasiones en las que nos encontramos en la tesitura de cómo podemos dificultar la acción de alguna acción táctica en una situación establecida.

Varias son las fórmulas, o mejor dicho, variables; con las que podemos modificar el  nivel de dificultad de cualquier situación. 




Enumeremos algunas de ellas:

* Balón
* Espacio
* Tiempo
* Jugadores

Centrándonos en los jugadores como variable estructural que nos permita el objetivo previsto, vamos a proponer algunas formas para incrementar las demandas perceptivas y decisionales del jugador, es decir; que modificando ciertos elementos estructurales del juego como es el de los jugadores, vamos a obtener un mayor o menor grado de dificultad táctica respecto a la tarea propuesta.

Para ello vamos a seguir el trabajo del Dr. Cárdenas que a tal efecto ha desarrollado.

* Aumentar el número de jugadores, tanto de compañeros como de adversarios. El número de estímulos aumenta considerablemente por lo que el jugador debe incrementar su visión y realizar constantes cambios de focos atencionales.

* Aumentar la proporción de adversarios. Muchos somos los que utilizamos las situaciones de juego constante de superioridad (véase contraataque de 7,8,9, etc) Si tras cada repetición modificamos el número de participantes, variando de de forma constante de situaciones de superioridad a inferioridad e igualdad; obtendremos el resultado propuesto.

* Aumentando el grado de libertad de los oponentes. Pasar de tareas en las que el oponente tiene que ir driblando un balón a la vez que defiende, a situaciones en las que debe mantener un balón entre las manos o que tiene libertad absoluta en sus desplazamientos; nos permiten variar el grado de dificultad táctica con respecto al ataque.

* Introducir obstáculos. En principio estáticos y posteriormente dinámicos. Tareas en las que se compartan espacios. En la sección de ejercicios podréis valorar la operatividad de muchos de ellos respecto a este incremento de demandas.

* Aumentar el número de objetivos a lograr. En una situación de 2c2 no es igualmente compleja  aquella en la que se solicite como objetivo simplemente anotar, que en aquella otra en la que además se delimita cómo se debe anotar y qué elementos técnicos pueden realizar.

* Aumentando el número de alternativas de acción. Situación muy sencilla de comprobar en especial en las ocasiones en las que se plantean nuevas opciones de obtener ventajas con un bloque directo. El jugador al intentar valorar el uso de esas nuevas alternativas precisa mayor capacidad perceptiva y en principio mayor tiempo en la toma de decisiones.



EL BUEY SOLO SE LAME MEJOR. AYUDA A CONSTRUIR EL PENSAMIENTO TACTICO DE TUS JUGADORES, ELLOS SON LOS QUE DEBEN APRENDER A DECIDIR

7 ene. 2013

La "hostilidad del reboteador"

El gran George Raveling afirma que "el rebote es un 75% de deseo y un 25% de habilidad"

Este "deseo" puede reconceptualizarse como intensidad o competitividad, aunque si que estaremos todos de acuerdo que es una variable imprescindible en el rebote.

Siguiendo a entrenadores de la NCAA podemos afirmar como cuatro los fundamentos básicos de cualquier rebote:

* Anticipación. Entendido como los movimientos previos al movimiento de rebote en sí.

* Ritmo correcto. Tanto el desplazamiento como el resto de acciones motrices serán los adecuados entendiéndose tales como una acción global en sí.

* Reacción. Los gestos y movimientos deben ser coordinados y adecuados tanto al móvil como al rival.

* Posicionamiento. El óptimo como resultado de las acciones anteriores.


El trabajo tanto del posicionamiento previo y el resto de movimientos, produce mejores resultados en los jugadores que si el trabajo de rebote se condicionase en exclusiva al trabajo de salto o habilidades similares.

Una primera regla que debe inculcarse en el reboteador defensivo es la de control del adversario incluso antes de concentrarse en el propio rebote.


1º Observa a tu par defensivo. No busques la trayectoria del balón hasta que no hayas buscado primero a tu atacante.

2º Lee la intención de tu oponente. Impide que el atacante se dirija hacia donde tiene previsto.



Raveling afirmaba que el rebote defensivo es "la sangre y las entrañas" del baloncesto. Trabaja el rebote como una acción técnico-táctica más. Planifica su desarrollo y perfeccionamiento



3 ene. 2013

Materiales alternativos en baloncesto

Hace unas semanas compartí unos días con las Selecciones Cadetes de la Federación Ceutí de Baloncesto de cara a su preparación para el Cto. de España que se está jugando estos días en Zaragoza.

Para esta ocasión llevé conmigo al globo como elemento no propio del baloncesto pero que nos permitiría para ciertas tareas mejorar ciertos aspectos y habilidades que eran objetivo del trabajo que fijamos a llevar a cabo.

Os dejo una tarea que se desarrollo con las selecciones minibasket y que permitió no sólo colaborar en alcanzar los objetivos de la sesión, sino que contribuyó ofreciendo información a los entrenadores sobre aspectos técnicos a reforzar en ciertos jugadores así como permitió a los jugadores a conocerse un poco más a si mismo en cuanto a su capacidad para realizar diferentes acciones motrices.



ACTIVACIÓN

TAREA 1.- Descentralizar el balón como foco atencional en el dribling


Cada jugador deberá estar en posesión de un balón y un globo.

Subtarea 1.-  Se permite que los jugadores exploren libremente y se valora qué ejecuciones realizan de forma natural.

Subtarea 2.- Balón baloncesto con mano no dominante. Se les solicita a los jugadores que se desplacen por toda la pista en dribling constante y sin que se el globo toque el suelo, pudiendo únicamente tocarlo con la mano dominante.

Subtarea 3.- Idem anterior pero en esta ocasión mientras el globo está en el aire a cierta altura, deberán realizar un cambio de mano a su elección. Debemos ir animando a que poco a poco su velocidad de ejecución y de desplazamiento sea cada vez más elevada.

Subtarea 4.- Les permitimos que boten con cualesquier mano, aunque obligándoles a un bote muy continuo y potente. El globo deberá permanecer en el aire y no se podrá tocar con ninguno de las manos ni brazos.

Subtarea 5.- Dos grupos situados en cada uno de las líneas de fondo. Todos los globos en la línea de media pista. A la señal y siempre en dribling, los jugadores deberás llevar el máximo número de globos hacia el aro contrario pudiendo sólo utilizar para ello los pies.




LA PRACTICA VALE MAS QUE LA GRAMATICA. CON ACTIVIDADES LUDICAS LOS JUGADORES TRABAJAN MAS Y MEJORAN COMPETENCIAS Y HABILIDADES

1 ene. 2013

La primera victoria


                     Como en todos los ámbitos de la vida, siempre hay una primera vez. Nuestro primer llanto. Nuestros primeros pasos. Nuestras primeras palabras. Nuestro primer día de colegio o de guardería. Nuestro primer amor… El primer beso. Nuestro primer balón de baloncesto.

                  Todas esas cosas están incluidas en nuestro disco duro humano. Antes de nacer nos programan para hacer cierto tipo de acciones o tener un cierto grado de habilidad para realizar algunas tareas. Por mucho que pongamos empeño, cuando no se tiene habilidad para cierta tarea, lo mejor es dejarlo. Recordemos cierto torero que se empeñó hace años en sacar un disco. Si no sabemos cantar, lo mejor es no hacerlo ni en la ducha.

                  Actualmente también hemos tenido noticias de una pseudo restauración de una obra de arte. Si no sabemos restaurar…

                  Después de esta breve introducción se me viene a la cabeza mi primera victoria como jugador de baloncesto. Un momento alegre, sin duda. MENTIRA. Mi primera victoria fue en un partido en el que no jugué ni un solo minuto. Era lógico por cierto, puesto que mis demás compañeros de equipo eran mejores que yo. Mi entrenador, gran amante de los sistemas cerrados y memorizados hasta la saciedad, no supo ver en mí las escasas cualidades que tenía como jugador de baloncesto.

                  El tiempo luego me hizo ver que si no era el mejor, tal vez debiera pensar dejar el baloncesto. Como así fue años más tarde. Mi vida como jugador federado duró solo tres años. Luego dejé mi sitio en el centro de las canchas, por un sitio situado unos metros más atrás: el banquillo. Pero esta vez no lo hice como jugador, donde tantas veces lo ocupé durante los partidos. Esta vez lo hice como entrenador. Y la verdad es que no recuerdo cual fue mi primera victoria. Recuerdo alguna de ellas. Las más sufridas. O las más holgadas. Recuerdo un partido de ir perdiendo de diecisiete puntos al descanso y acabar ganando de uno al final. Otros muchos partidos han pasado sin pena ni gloria por mi vida, que sin duda otros entrenadores habrán grabado en su retina como una gran victoria sobre mi persona o sobre el equipo que dirigía en ese momento.

                  Hay quien incluso después de muchos años, recuerda como me ganó tal o cual partido como si eso hubiese sido el mayor hito de su historia como entrenador.

                  Lo que si os puedo decir, que aún sin recordar cual fue realmente mi primera victoria dirigiendo a un equipo, probablemente, en aquel partido, igual que me ocurrió a mi como jugador, alguien se fue a su casa sin jugar ni un solo minuto. Porque a veces olvidamos que estamos en los equipos de formación para enseñar a jugadores, no para conseguir victorias.