28 may. 2013

Graduando tareas

El aprendizaje del baloncesto se produce en buena parte por las tareas que se les propone a los jugadores. Estas tareas deben presentar un "problema" para el jugador y además este problema debe representar algo real para el jugador, para que este active sus esquemas previos en busca de una posible solución.

Que la tarea sea un problema real para el jugador, genera un estado de disonancia cognitiva para el jugador, es decir; representa un conflicto respecto lo que ya conoce. Por lo tanto estas tareas debe encontrarse en la zona de dificultad próxima, situada entre lo que ya conoce y lo que es capaz de resolver con ayuda.

El nivel de dificultad es clave a la hora del diseño y propuesta de las tareas de aprendizaje. Estas dificultad debe proporcionar que el jugador gracias a sus conocimientos y experiencias previas avance hacia un conocimiento o acción motriz más complejo y rico.

Recalcar la importancia de trabajar sobre lo que el jugador conoce o es capaz ya de realizar, para ello es imprescindible:

* Evaluación inicial acerca de las capacidades del jugador
* Planificar el proceso de enseñanza, programando y temporalizando los contenidos de enseñanza de forma progresiva 
* Diseñar tareas de aprendizaje significativas y acordes con las características del jugador. Individualizar la enseñanza

Un aspecto esencial que todo formador debe tener en cuenta, es la diferencia entre la dificultad objetiva y la dificultad subjetiva de una tarea. A la hora de diseñar una tarea, se valora su nivel de dificultad de forma objetiva en función de los siguientes parámetros:

* Objetivos de realización
* Organización de la tarea
* Condicionantes de la realización
* Reglas y normas

Pero es determinante la perspectiva que el jugador tenga acerca de dicha tarea, es decir su percepción personal acerca del nivel de dificultad. Así que el control que seamos capaces de realizar de las características de las tareas son acción imprescindible para poder adecuar las tareas a los conocimientos y experiencias previas del jugador.

Enseñar con tareas perfectamente graduadas, permitirán proporcionar experiencias de aprendizaje que serán excelente caldo de cultivo para que nuestros jugadores utilicen adecuadamente lo aprendido ante un nuevo problema motriz.


NO ES CON QUIEN NACES, SINO CON QUIEN PACES. 
El jugador con talento requiere un formador con talento. Trabaja por mejorar tus competencias y trabaja a diario por hacer competentes a tus jugadores


23 may. 2013

Yo ya estoy inscrito, ¿y tú?

Estas fechas son las más indicadas para inscribirse en los diferentes campus que a lo largo del territorio español se ofertan.

Aún no siendo muy proclive a asistir a campus de tecnificación, desde hace años pongo junto a un espectacular elenco de técnicos, "mi baloncesto" a disposición de Carlos Martínez y su equipo.

Técnicos de la FBCB, de la FCB, de la FAB, del programa de formación de la FAB, entrenadores Ros, entrenadores EBA, entrenadores LEB... y técnicos invitados.

Si estás dudando dónde mejorar tus habilidades como jugador, no lo dudes. Villafranca del Cid es tu destino.


21 may. 2013

Trabaja por dejar de tener "patitos feos"

Todos hemos sentido en alguna situación en concreto el sentimiento de competencia, de confianza en uno mismo ante la actividad o tarea propuesta.

Es también muy probable que como entrenadores también hayamos tenido esta sensación ante un encuentro "fácil" o viceversa, hemos podido sentir esa sensación en el conjunto rival.

Ya hemos hablado en post anteriores el valor y la necesidad de crear este sentimiento de competencia y autoconfianza positiva en nuestros jugadores. En este caso vamos a valorar las ventajas que estos sentimientos aportan en el jugador. Para ello seguiremos los trabajos de Weinberg y Gould.

* Activa emociones positivas, tendiendo a la tranquilidad y la relajación ante situaciones de presión.

* Facilita la concentración, evita la ansiedad y reduce el riesgo de caer en la obsesión de las preocupaciones por cometer errores

* Influye en los objetivos, tendiendo a establecer objetivos estimulantes y a esforzarse en alcanzarlos

* Hace que aumente el esfuerzo y perdure el empeño por conseguir las metas establecidas

* Afecta las estrategias del juego, facilitando adoptar la postura de jugar para ganar más que jugar para no perder

* Afecta al ímpetu psicológico, ayudando a remontar las adversidades cuando éstas se presentan en el transcurso de la práctica física o deportiva 


Dedo encogido no rebaña plato
El trabajo psicológico con tus jugadores es fundamental para la eficacia en su proceso de aprendizaje. No dejes de crecer como entrenador

19 may. 2013

Pero, ¿qué he hecho para que quieras irte?


Martens señala que uno de los objetivos de los profesionales de la educación física y el deporte, es convertir a los niños en practicantes activos para toda la vida.

Evitar el abandono deportivo se convierte para los formadores deportivos en una lucha constante en la que día a día se logran éxitos y victorias.

Dos son los principios fundamentales que nos permiten comprender como funcionan los niños en su compromiso con la actividad física y el deporte. 


a.- Principio de percepción de competencia

Los niños estiman que su valía personal está asociada a sus logros, y estos a edades tempranas y puberales en muchas ocasiones esta ligado a los logros físicos.

Si un niño vive experiencias negativas debido a su baja competencia motriz, no se estimula ni motiva adecuadamente y no se les proporcionan experiencias en las que obtengan éxito; con una alta probabilidad, buscarán otro tipo de actividades en las que tengan un mayor sentimiento de competencia.


b.- Principio de diversión

Todo el mundo necesita cierto nivel de activación para disfrutar. Esta no debe ser ni demasiado alta ni baja, ya que conllevaría a una sensación de estrés o aburrimiento.

Si todos coincidimos que el baloncesto es divertido, entonces ¿por qué los niños no se divierten?

* En las situaciones en las que los niños se sienten constantemente evaluados
* En las situaciones en las que el número de instrucciones a seguir limita sus necesidades e intereses
* En las situaciones en las que los objetivos que planteamos no se corresponden con los del niño
* Cuando proporcionamos situaciones repetidas y monótonas
* Cuando el mando directo como estilo de enseñanza se lleva a su grado máximo
* En las situaciones en las que se usa la actividad física como un castigo


ENTRE TODOS LA MATARON Y ELLA SOLA SE MURIÓ
Asume tu responsabilidad ante cualquier evento que ocurra con tus jugadores. Como poco eres el responsable

16 may. 2013

Planificación/Replanificación como estrategia constructora

La flexibilidad debe ser una de las características más importantes que deben tenerse en cuenta a la hora de su desarrollo. La revisión semanal y mensual de la misma, debe ser una de las acciones que como entrenadores tengamos previstas como una acción obligatoria y de reflexión de cara a valorar la viabilidad de la programación técnica planificada.

Durante las sesiones se producen hechos que modifican el plan preestablecido; ausencia jugadores, lesiones, actividad excesivamente intensa (más de lo previsto), cambio de fechas de encuentros, no disponer de instalaciones, etc. Estos hechos influyen de forma directa en nuestro plan de trabajo, ya que  al modificarse el trabajo programado, el siguiente, es decir; el que le prosigue, debe ser modificado.

Una de los herramientas más importantes que como entrenadores debemos diseñar es una que nos permita diferenciar el trabajo planificado con el trabajo que realmente se realiza a posteriori en cada una de las sesiones. Esta herramienta nos debe permitir valorar el trabajo a realizar la siguiente semana y lo que es más importante, es punto inicial de reflexión sobre el porqué del no trabajar el contenido planificado y/o la consecuencia que ello tendrá respecto al resto de la semana/mes, período que deberá ser revisado y replanificado.

No sólo disponer de este instrumento es o debiera ser "obligatorio" sino que además es más que interesante el controlar el tiempo de trabajo empleado para cada contenido. 

Saber porqué mis jugadores no mejoran en las habilidades específicas individuales de baloncesto, es una de las dudas más habituales en las sesiones de reflexión y evaluación del trabajo con el grupo. Una variable a considerar es si se le dedica el tiempo semanal/mensual suficiente para que en este bloque de contenidos podamos obtener una valoración positiva en los jugadores.

Conocer el peso que cada contenido tiene no sólo en cada una de las sesiones, sino en cada uno de los períodos en los que subdividimos la temporada; será vital para sacar conclusiones y para valorar la planificación que hayamos desarrollado para con ese grupo o jugador.



"Preparándome para la batalla, siempre he encontrado que los planes son inútiles, pero que planear es indispensable"Dwight D. Eisenhower

SI NO PLANIFICAS NI CONTROLAS LO QUE TRABAJAS. ¿QUÉ HACES COMO ENTRENADOR?

11 may. 2013

El camino se hace caminando

No son pocos los "entrenadores" que se dan golpes en el pecho al afirmar con total rotundidad que su principal objetivo es formar jugadores teniendo como principal eje vertebrador el deporte como medio educativo.

Este axioma lo leemos a menudo en la filosofía de muchos clubes de formación, incluso lo oímos de boca de aquellos "entrenadores" que acaban de perder un encuentro o tienen jugadores poco competentes.

Lo triste es cuando esos mismos clubes o "entrenadores" dan con un grupo de niños que por diferentes variables son bastantes competentes y logran éxitos en cuanto a resultado se refiere. En dichos casos, la filosofía de club, la ética del entrenador y, los derechos del niño deportista, van al traste.

¿Cómo debe abordar un formador deportivo el baloncesto como un medio para educar?

Tomaremos algunas notas de autores entre otros como Rdguez Campazas, Rdguez López, Castejón y Contreras.


* Debe tener un carácter más abierto que el deporte de competición. No sólo tiene cabida los niños más capaces, sino todos aquellos que quieran participar.

* Su finalidad no sólo debe ajustarse a la mejora y perfeccionamiento de habilidades básicas y específicas, sino que se deben tener en cuenta otra serie de objetivos sociales, cognitivos...

* Los resultados no deben ser "arma" única de valoración ni de mayor importancia. Los aspectos actitudinales deben tener un importante valor, incluso por encima de los procedimentales.

* Las reglas de juego pueden y deben adaptarse, en beneficio de una participación igualitaria para todos

* El juego deber ser el vehículo de aprendizaje de los contenidos a desarrollar

* Debe primar la cooperación frente a la competición.

* El técnico deportivo debe actuar como un formador deportivo


EN EL AJEDREZ, EL REY Y EL PEÓN VAN EN EL MISMO CAJÓN
Contribuye a la mejora de todos tus alumnos-jugadores. Individualiza tu enseñanza para que todos encuentren un contexto de aprendizaje.

1 may. 2013

Límite al 5c0

Uno de las herramientas que posee el entrenador para adaptar las tareas a las necesidades del equipo o jugador, es la de controlar que esta sea más o menos similar al juego real.

Esta variable nos permite ir adaptando la enseñanza de muchas situaciones tácticas del juego. Partiendo del 5c5 en situación de juego real como situación de mayor complejidad, hasta tareas que se alejen de este juego real, las cuales además tienen un menor grado de complejidad.

Cárdenas y Alarcón realizan una clasificación acerca de este tipo de tareas en las que según los elementos modificados lo agrupan en uno de los siguientes grupos:

* Tareas específicas.
Mantienen los siguientes elementos intactos: objetivo marcado por el reglamento, las conductas motrices que permite el reglamento, la relación entre los participantes y el entorno (espacio de juego, tiempo de juego y roles de ataque y defensa)

* Tareas semiespecíficas.
Se cambia uno de los elementos anteriormente citados. Este cambio no afecta a lógica interna del deporte, pero si que facilita su aprendizaje

* Tareas inespecíficas.
Se cambian dos elementos.


Vamos a valorar las tareas inespecíficas por ser una de las más y peor explotadas por los entrenadores, ya que son su mal uso y su equívoca utilización hace que el proceso táctico de aprendizaje sea pobre.

Estas tareas inespecíficas se pueden subclasificar de la siguiente forma:

* Tareas que mantienen el objetivo del juego/deporte

* Tareas que mantienen el entorno del juego

* Tareas que mantienen la conducta del jugador.

Una de las tareas más extendidas a la hora del trabajo táctico, son las situaciones de 5c0. En esta situación no se tiene como objetivo ni superar al rival (inexistente), ni anotar; el espacio de juego no es el de una situación real, ya que este no se comparte con rivales.

Estas situaciones limitan en exceso el aprendizaje táctico del jugador/equipo, ya que tan sólo tiene como objetivo realizar una serie de acciones conjuntas sin más objetivo que los desplazamientos de jugadores y balón preestablecidos.

Se deben cuidar los tipos de tareas que diseñamos a la hora de temporalizar el aprendizaje táctico de nuestros jugadores/equipo, no sobreempleando las tareas inespecíficas que limitan la relación del jugador con las situaciones de juego real o reducidas.


EN PEDREGAL, NO SIEMBRES CEREAL. 
Planifica el diseño de tus tareas si quieres optimizar el aprendizaje táctico de tus jugadores.