30 jun. 2017

Registro trabajo mejora lanzamiento

Os dejamos un registro para el trabajo de mejora del lanzamiento. Señalar que este documento debe ir acompañado de indicaciones técnicas individualizadas acerca de los aspectos a atender como elemento clave de la mejora en la ejecución, así como destacar que las propuestas de movimiento son específicas y concretas para cada grupo y jugador en función del juego del equipo y rol de cada jugador.




9 jun. 2017

Contenidos de trabajo en minibasket


A la hora de planificar uno de los momentos más “delicados” es en el cual se toman decisiones acerca de los contenidos de aprendizaje a desarrollar.  Si bien, una correcta evaluación diagnóstica posibilita iniciar un proceso de reflexión con información objetiva, válida y fiable; en pocas ocasiones esta etapa inicial evaluativa  se lleva a cabo. Así que este proceso se reconduce hacia uno más simple y, por otro lado, mucho menos útil, el descarte de contenidos sin más criterio que informaciones subjetivas y pesquisas de escaso rigor.

Si bien abogamos por el plan “A”, os ofrecemos un árbol de contenidos que pueda servir como modelo para que de un vistazo permita diseccionar el posible desarrollo de la temporada.

Cabe reseñar que sólo es una plantilla modelo y, que es su distribución y acomodación minimalista el mayor valor de él.



29 ene. 2017

Mejora del lanzamiento individual

Resulta pueril reseñar la necesidad del trabajo de mejora del lanzamiento en el baloncesto, no obstante si cuantificamos el número de lanzamientos a canasta sin oposición y significativamente cercanos a una situación real de juego, realizados durante una semana de entrenamientos, podremos concluir que o bien las repeticiones son escasas o sólo se presentan como conducta de finalización de posesión en determinados jugadores. 
No es objeto de estas líneas el análisis de las variables para un eficaz trabajo de mejora del lanzamiento, empero si mostrar un modelo de tarea diseñado para tal objetivo, mejorar la eficiencia del lanzamiento en situación real de juego. 
Os proporcionamos una plantilla que con regularidad utilizamos para el trabajo en sesiones de trabajo individual del lanzamiento sin oposición. 
Deseamos sea de vuestro interés.


21 ene. 2017

Clima para la innovación

“Crtl+c + Ctrl+v” es uno de los mayores males endémicos de una sociedad en la que el mimetismo se hace patente en cualquier realidad. Es óbice que el baloncesto no es ajeno a esta circunstancia, tal es así, que pasando por cualquier pabellón en horario de entrenamiento o en partido oficial, observamos la infructuosa implantación de una ley “determinista” de club o, en su caso, un plagio descontextualizado de cualesquier entrenador. 

Este espacio de restricción de nuevos patrones y y modelos de trabajo se halla congestionado por una homogeneidad virtual estancada y dependiente de la aprobación social. Estrategias en búsqueda de una constante consolidación de modelos arcaicos e ineficaces que  generan un estado de escepticismo en los jugadores, quiénes desafortunadamente, anticipan cada “ejercicio” de trabajo a realizar en cada entrenamiento, vaticinando el desarrollo con acierto total del qué y cuando de cada tarea e incluso de las intervenciones del entrenador. Asimismo, los rivales de estos conjuntos, cual visionarios, prevén con éxito toda decisión táctica que mostrará en la palestra su oponente, filosofía que se repite desde el inicio de los tiempos y, se estima como dogma de verdad inapelable.

Pero, ¿qué reprime el anhelo por diseñar un baloncesto de cambio alejado de modelos pretéritos impuestos?

Intentaremos exponer las variables que dificultan la creación o implementación de propuestas novedosas e innovadoras, así como la resistencia al cambio en las que entrenadores y clubes incurrimos, reiterando modelos que limitan el crecimiento individual del jugador y el desarrollo de un baloncesto que así lo permita.

  • Esfuerzo suplementario.
Los entrenadores perciben el cambio como un trabajo suplementario, una tarea adicional que requiere un elevado  incremento del esfuerzo personal, comportando  un extra complementario a nuestras tareas habituales u ordinarias.

  • Respuesta inmediata. 
El entrenador tiene a dar prevalencia a la inmediatez del resultado. Su necesidad autopercibida de obtener resultados de forma inmediata, restringe la realización de tareas adicionales innovadoras que demandan de un tiempo que no desean emplear.

  • Inseguridad

La dedicación a tareas y modelos habituales representa una mayor seguridad para el entrenador que, iniciar un nuevo esquema el cual entraña dosis de inseguridad. La utilización de rutinas aseguran una normal gestión del equipo y el logro de resultados previstos.

  • Limitada formación pedagógica.
Bastantes entrenadores revelan que las limitaciones de su formación pedagógica o su parcial competencia específica en el ámbito de la metodología, constituye un factor importante que restringe la incorporación de nuevos modelos y estrategias de trabajo y juego.

  • Falta de apoyo.
Todo cambio requiere de un apoyo y acompañamiento de los responsables del club que los entrenadores perciben como necesarios para acometer acciones innovadoras de carácter complejo.

  • Incomprensión y actitudes inadecuadas.
La incomprensión de padres (grada) y las actitudes inadecuadas de los jugadores, restringen las decisiones que encaminan hacia el cambio.

  • Incertidumbre de  los resultados.
Late la preocupación por la incertidumbre de los resultados inmediatos que la incorporación de elementos novedosos de cambio pueda producir. La necesidad de unos resultados previsibles y verificables a corto plazo suponen una importante barrera para los entrenadores.


Desde la psicología se afirma la dificultad que cualquier cambio supone, se percibe como una amenaza y el individuo reacciona de manera defensiva, a menudo utilizando las prácticas anteriores como medio de equilibrio interior.

Queda por tanto en manos de directores deportivos y entrenadores, una renovación positiva que permita un proceso de innovación y crecimiento del baloncesto amateur. Se hace necesario, por tanto, romper con la tendencia al continuismo y adoptar una estrategia de cambio que aplique e introduzca innovaciones en los elementos que evidencian una necesidad de cambio. 

“Los estudios sobre el cambio social han mostrado que los individuos aceptan más fácilmente las innovaciones cuando las entiendes, advierten su oportunidad y han ayudado a prepararlas” Huberman